SEGUINOS

POSADAS

Sin avances en la causa por el intento de abuso de una alumna

La investigación por el frustrado abuso sexual que sufrió una alumna del Colegio Nº 1 “Martín de Moussy”, de Posadas, no tuvo mayores avances en la Justicia pese a que el juez subrogante Fernando Verón pidió en su momento a la Policía que remitiera la denuncia con urgencia al Juzgado de Instrucción 2. El caso ahora está a cargo de otro magistrado, Miguel Faría, quien hasta el mediodía de este martes ni siquiera conocía la existencia de ese expediente, según fuentes judiciales. El hecho ocurrió hace unos diez días, cuando un docente habría convocado a dos alumnas de dicho colegio a concurrir a otro establecimiento, con la excusa de darles una nueva oportunidad para eximirse en la cátedra de historia.

Por su parte, el fiscal de Instrucción 2, Cristian Antúnez Neremberg, admitió que el Juzgado todavía no le corrió vista de esa presentación, motivo por el cual no pudo sugerir medidas de prueba para profundizar la investigación.



Los voceros policiales consultados dijeron que apenas recibieron la denuncia se comunicaron con el juez de Instrucción Fernando Verón, quien ordenó que el sumario fuera remitido en forma urgente y “a consideración”. Desde entonces, la Comisaría de la Mujer, la Dirección de Investigaciones y la Unidad Regional I no recibió ningún pedido de detención o citación del sospechoso a indagatoria.



Pese a la gravedad de la denuncia formulada por la adolescente junto a sus padres, en la Justicia parecen no haber tomado en cuenta que el acusado es un hombre que está en permanente contacto con menores.



El caso merecería una investigación rápida pero también profunda por dos motivos: porque el acusado es un docente; y porque en el caso de que se trate de una falsa imputación, se está provocando un daño moral y profesional irreparable al sospechoso que fue separado de sus horas cátedra por una decisión administrativa de los directivos del colegio Martín de Moussy.



El hecho ocurrió hace unos diez días, cuando un docente habría convocado a dos alumnas de dicho colegio a concurrir a otro establecimiento, con la excusa de darles una nueva oportunidad para eximirse en la cátedra de historia.



En esas circunstancias, una de las chicas fue invitada a dar una vuelta en el auto del docente, convite al que accedió. Según la denuncia, fue en ese momento que el profesor le habría dicho que podría calificarla con un diez a cambio de algo, en referencia a un favor sexual.



La chica fue llevada a un motel de la avenida Santa Catalina, donde la joven comenzó a pedir ayuda y ofreció tenaz resistencia, lo cual obligó al hombre a salir de allí y dejarla en cercanías de su casa.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas