SEGUINOS

POSADAS

Stevia, buena rentabilidad con una pequeña dosis de inversión y esfuerzo

El Ka´a He´ê, Stevia rebaudiana Bertoni, es una especie nativa de la región oriental del Paraguay, pero en la Tierra Colorada fue cultivado por cientos de años desde las culturas guaraníes, los colonizadores y hasta los actuales productores. De acuerdo a estudios realizados, en su forma natural es quince veces más dulce que el azúcar de mesa, mientras que su extracto posee de cien a trescientas veces un mayor dulzor. Esta hierba –llamada yerba dulce en la zona, o edulcorante verde en otros lugares- alberga beneficios para quienes padecen de obesidad o hipertensión arterial ya que tiene un efecto insignificante en la glucosa en la sangre. En este sentido, es atractivo como un edulcorante natural para las personas con dietas en carbohidratos controlados.

Los componentes del producto en antioxidantes son superiores a los encontrados en el té verde. Además, el desarrollo de su cultivo ofrece un destacable rendimiento económico para el productor. Y su plantación minimiza el uso de agroquímicos y es compatible con la producción de tabaco.



 



Más de 200 productores cosechan para la campaña 2011



A mediados de enero de este año, productores de la Cooperativa de Tabaco de Misiones Limitada iniciaron la cosecha de sus nuevos cultivares de stevia de ciclo intermedio llamados “Iguazú”. Esta cosecha corresponde recién al primer corte de esta campaña 2011, cuyo acopio se realizó unos días después. El volumen de producción promedio será superior a los 2.000 kilogramos de hoja seca por hectárea, según estimaron. Paralelamente, se inscriben a productores de las zonas de Aristóbulo del Valle, Dos de Mayo y San Vicente.




De acuerdo al tipo de contrato firmado con CTM Limitada, el nivel de producción estimado permitirá a los productores un importante ingreso por hectárea a sus cuentas bancarias. Restando todavía el otro corte otoñal, que contribuirá a incrementar dicho ingreso en 3 meses más: a partir del mes de mayo.



El volumen producido en este primer corte está siendo cosechado por más de 200 productores de las zonas de Alem y San Javier, quienes deberán enviar a las instalaciones de acopio que tiene CTM Limitada sobre el km. 852 de la ruta nacional nº 14, en Leandro N. Alem.



La calidad de la producción observada y evaluada por el equipo técnico, está siendo la esperada para este tipo de material genético y de acuerdo a los contratos firmados con el objeto de lograr la venta de la totalidad de la producción.



“También es importante destacar la relación Productor-Organización, ya que se observa una correcta implementación por parte de los Productores de los protocolos de calidad de CTM Limitada, quienes con mucho entusiasmo, pericia y profesionalismo están logrando la calidad que solicitan los mercados más exigentes del mundo”, destacaron desde la Cooperativa.
 
El gerente del proyecto stevia de la CTM de Alem, Guillermo Andersson, no dudó en afirmar que “siempre decíamos que la stevia era el futuro para nuestros productores, hoy es sin dudas el presente, por lo que los mismos productores observan en cuánto al trabajo que realizan, el rendimiento y el ingreso que les significa”.



Asimismo, aseguró que “paralelamente, se están inscribiendo a 700 nuevos productores para la campaña 2012, dicha inscripción también estará abierta hasta el mes de febrero en las zonas de influencia de Aristóbulo del Valle, Dos de Mayo y San Vicente”.




Efectos de la yerba dulce
Según estudios desarrollados en Endocrinología, Nutrición y Diabetes, a diferencia de los hipoglicemiantes convencionales, la stevia mejora la circulación pancreática y como consecuencia hay secreción de insulina. El uso continuado del Ka’a He’ê en infusiones, es decir consumo regular, disminuye la absorción de hidratos de carbono a nivel intestinal, actuando de este modo como adelgazante. Alivia también los dolores reumáticos. Además, la planta también posee bondades como cardiotónico, antidepresivo, diurético, digestivo y antiácido.



El Steviosido-extracto cristal de stevia- según sus propiedades, tiene múltiples aplicaciones, entre las cuales se las puede ubicar como anticaries, debido a que no siendo fermentativo, se lo utiliza actualmente en pastas dentales y gomas de mascar con ese fin y como endulzante natural. También es utilizado en productos agridulces y salsas, parcialmente en helados y postres helados, a los cuales proporcionan mayores cualidades físicas sin alterar el sabor. Asimismo, es demandado en formulaciones farmacéuticas teniendo en cuenta que posee la propiedad de la no fermentación.



 




Productores más que satisfechos



Rubén pertenece a una típica familia de productores. Su inquietud hizo que después de culminar los estudios secundarios se dedique a estudiar Ingeniería Forestal. Los fines de semana y durante los receso de la Facultad, continúa acompañando a su familia en la chacra y principalmente, en el cultivo de la stevia. “Tiene un trabajo limpio de manera manual y se utilizan agroquímicos en mínimo. Además, todos podemos participar en el proceso productivo porque no hay problemas de intoxicación”, resaltó. Las semillas son brindadas por la Cooperativa Tabacalera de Misiones.



El joven productor explicó que “desde el 2005 que estamos con la cooperativa. Este año nos dieron nuevos plantines con otra variedad. Y vemos que tenemos un crecimiento mayor y por lo tanto el rendimiento de la hoja será mayor”. En cuanto a los rindes, consideró que serán superiores a lo planteado.



Rubén aclaró que el dedicarse al cultivo de la stevia no implica dejar de lado la producción de tabaco y soja que emprenden desde la familia.



En Colonia “La Picada”, Blas Andrade organiza su predio para cultivar y cosechar stevia. “Esto tiene una buena rentabilidad. Es cuestión de ponerle mucho empeño, pero como a todo. Además, es fácil para trabajar, aunque el único inconveniente que puede detectarse es el proceso de limpieza que demanda de mucho esfuerzo”. En tanto que destacó la facilidad y rapidez del secado y el ingreso económico que la actividad deja. El productor agregó que poseen un rendimiento de unos 2500 kilogramos de hoja por hectárea.



Además de destinar una pequeña inversión y esfuerzo, es necesario contar con un espacio ideal para un secado eficiente.



Rogelio tiene su chacra en la zona de Dos Arroyos y hace varios años que participa del proyecto de cultivo de stevia impulsado por la Cooperativa Tabacalera de Misiones. En esta nueva etapa, se encuentra con mayores curiosidades e interés por mejorar las condiciones del secado del producto.



Siempre recurrió al secadero de su padre, pero esta vez, la nueva campaña lo descubre construyendo su propio espacio para la actividad. Al momento de responder ante la inversión que tuvo que realizar, sostuvo que “no hice muchos gastos porque lo estoy haciendo con mis propias manos. Fue un gasto mínimo el que hice en comprar madera y cemento. Y me fui arreglando, en un espacio de 4×7 metros, armo la estructura y con una estufa dentro ya está. Este lugar que estoy armando me servirá para secar unos 250 canastos”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas