SEGUINOS

POSADAS

Suboficial detenido dijo que canjeaba los vales por pedido de su jefe

El sargento Juan Lindqvist, el primer detenido que tuvo la causa por la desaparición de 1300 vales de combustible de la Jefatura de Policía, declaró ante el juez Fernando Verón y negó haber sustraído los documentos para luego canjearlos por dinero en la estación de servicios que abastecía a la fuerza. El policía dijo que su jefe, el comisario mayor Miguel Gazano, era quien le entregaba los vales para cambiarlos por dinero y que la sustracción de los mismos fue un trabajo “hormiga”. En su indagatoria reconoció que se quedaba con un porcentaje a cambio de realizar el trámite ante la estación de servicio, dijeron voceros judiciales.

El abogado Ramón Grinhauz, defensor de Lindqvist, dijo que en su relato el suboficial contó que fue trasladado a Administración hace un año y tres meses aproximadamente y que desde hace unos doce meses canjeaba los vales por dinero en efectivo en la estación de servicios Petrovalle. El canje de los bonos en la estación de servicios no era por su valor real, sino un 20 por ciento menos, desconociendo Lindqvist el destino de ese porcentaje.



El policía dijo que su jefe, el comisario mayor Miguel Gazano, era quien le entregaba los vales para cambiarlos por dinero y que la sustracción de los mismos fue un trabajo “hormiga”. En su indagatoria reconoció que se quedaba con un porcentaje a cambio de realizar el trámite ante la estación de servicio, dijeron voceros judiciales.



La declaración de Lindqvist derivó en la orden de detención de Gazano, quien este viernes podría ser indagado.



Grinhauz sostuvo que este jueves el fiscal Cristian Antúnez se pronunció a favor de la excarcelación de Lindqvist, aunque solicitó que sea bajo caución real.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas