SEGUINOS

POLICIALES

Suicida murió de un disparo

La mujer que se quitó la vida en Oberá lo habría hecho descerrajándose un disparo en la cabeza y habría fallecido en el acto. La otra vaina servida encontrada en el lugar era de vieja data. Lo pudieron determinar ahora los peritos policiales.

Se trata de la mujer de 56 años encontrada muerta en el interior de su oficina, ubicada en Alfredo Palacios, en el barrio Villa Blanquita de Oberá.

De todas formas, a través de la autopsia y las pericias en el arma, un revólver calibre 38, se podrá determinar con mayor precisión las circunstancias en las que se provocó la muerte.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas