SEGUINOS

POSADAS

Sus reflejos lo salvaron de una muerte segura

Un adolescente de 17 años salvó su vida milagrosamente al realizar un brusco movimiento en el preciso momento en que un hombre le efectuaba un disparo con un arma prácticamente apoyada sobre su cabeza. El intento de homicidio fue un capítulo más de una vieja disputa entre dos familias de Capioví, dijeron voceros de la Policía. Este domingo a la madrugada, el menor llegó herido a su casa, en el Kilómetro 1357 de la ruta 12 y su padre, Deuclecio Núñez Mendoza (60), lo llevó de urgencia al Hospital de Capioví, donde se constató que tenía sobre el cuero cabelludo, en la región temporoparietal izquierda una lesión superficial.

La víctima relató que el domingo cerca de las 4.00 se hallaba en el barrio Ackerman de Capioví cunado se aproximó a él un hombre al que identificó como Ramón Álvarez. El individuo sacó un arma de fuego y sin mediar palabras la apoyó sobre la cabeza del menor, que alcanzó a escuchar cuando montó el percutor para efectuar un disparo.



El chico hizo un brusco movimiento en el preciso momento del disparo, evitando así que el proyectil atravesara su cráneo. El agresor escapó y el adolescente partió rápidamente hacia su casa tras advertir que la lesión que sufrió no era grave.



Álvarez todavía no pudo ser ubicado por la Policía de Capioví, aunque la investigación continúa con intervención de la Justicia.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas