SEGUINOS

PROVINCIALES

Temporal: “estábamos acostados y sentimos un estruendo, ahora no tenemos nada material”

image_pdfimage_print

Cuantiosos destrozos provocó la violenta tormenta eléctrica con vientos huracanados que se abatió sobre la zona Sur de la provincia. Uno de los poblados más afectados fue la de Picada Yapeyú, en la zona de Guaraní. “Pensamos que era granizo que se venía pero todo quedó arrasado, no tenemos nada material pero sí tenemos la vida. Estamos intactos”, relató uno de los damnificados.

El hombre agradeció a Dios por la protección a su familia. Luego de realizar un relevamiento en su sector se dirigió a las viviendas vecinas para colaborar en las tareas de despeje de escombros. “Sabemos que en la casa de mi suegro volaron cocinas y otras cosas”, agregó.

“Queremos que estén orando por nosotros”, pidió el damnificado por el fenómeno meteorológico.

También una iglesia resultó con daños en su estructura edilicia y pérdidas de chapas del techo como consecuencia de los fuertes vientos.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445