SEGUINOS

PROVINCIALES

“Tenemos la obligación de ser ejemplares”dijo Passalacqua en la titularización de medio millar de docentes

Alrededor de 500 docentes recibieron este lunes sus certificados de titularización a cargos jerárquicos en la gestión educativa y sus respectivas resoluciones, de manos del gobernador Hugo Passalacqua, la ministra del área, Ivonne Aquino, el presidente del Consejo de Educación, Mauricio Maidana y la titular de la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones, Stella Maris “Marilú” Leverberg.


En el salón de Usos Múltiples de la Escuela 59 de Garupá, en una mañana gélida y en medio de la calidez de la docencia que llenó el espacio completamente, el director del establecimiento Luis Oviedo fue el encargado de brindar la bienvenida al mandatario provincial y a las autoridades educativas y más tarde, él mismo recibió el certificado y la resolución que lo nombra como titular de la dirección escolar.

Para acceder a estos cargos, los docentes tuvieron que atravesar un largo proceso de capacitación que incluyó una etapa de formación en servicio y de forma totalmente gratuita. Posteriormente tuvieron jornadas de abordajes a diferentes temas relacionados con la gestión educativa, otras de evaluación y presentación de trabajos prácticos y finalmente, una instancia de recuperatorio para quienes así lo requirieron. En esta oportunidad, estuvo destinado a supervisores, directores y vicedirectores de escuelas primarias, en la modalidad común, adultos, nivel inicial y en contexto de encierro.

 

Se destacó en la oportunidad que la titularización fue posible gracias a lo pautado en la Mesa de Diálogo y Comunicación entre la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (Udpm) y el Gobierno Educativo, homologado por el Ministerio de Trabajo.

El gobernador Passalacqua se refirió al motivo de esta “reunión con compañeros de trabajo”, destacando que “no se trata solo de estabilidad laboral, es algo más profundo. Dos cosas me conmueven de este proceso denso, serio, importante que hicieron para lograr la titularización: primero es la ejemplaridad, porque como docentes podemos no ser perfectos, pero tenemos la obligación de ser ejemplares; en este mundo de disvalores, el docente termina siendo una luz de ejemplaridad y yo me siento orgulloso porque el docente misionero asume esa ejemplaridad. En segundo lugar, no existe forma de construir una sociedad, en tiempos de dificultades, sin escuelas; y esa responsabilidad tiene que tener una retribución y esa retribución viene a partir del terrible esfuerzo que significó para todos este proceso de titularización”.