SEGUINOS

POSADAS

Thomas: nuestras represas son de paso del agua, no hay esquistosomiasis

El director ejecutivo por la Argentina Oscar Thomas acusó a los ambientalistas fundamentalistas de “mentir” cuando afirman que el llamado mal de ls represas, la esquistosomiasis, “se está viniendo desde Iguazú” hacia el Sur. “Es indignante, carecen de todo fundamento técnico y hasta parecen no ser ingenieros. Nuestras represas no son de embalse sino de paso del agua. El agua así como entra sale, y en el caso del río Paraná es muy caudaloso, con un paso de 14 mil metros cúbicos por segundo”, señaló el funcionario

Recordó que, por el contrario, la enfermedad que se trasmite por medio de caracoles requiere de aguas estancadas para el desarrollo de estos últimos. “No hay ninguna investigación que diga lo contrario. Ni tampoco que haya detectado este problema en nuestros ríos”, agregó Thomas.



 



“El agua pasa por turbinas y cuando se han saturado discurren por los vertederos de Aña Cuá y del brazo principal. No hay ninguna posibilidad de desarrollo de esa enfermedad”, insistió.



 



Acusó igualmente a estos ecologistas de falsear la realidad respecto del Acuífero Guaraní: “es simplemente un río subterráneo que en un buen tramo corre debajo y  paralelo al río Paraná y en parte del territorio, como es el caso de Misiones y algo de Corrientes, el agua es apta para el consumo humano. El resto, en cambio, circula por zonas de minerales, como en el caso de Brasil donde el agua se contamina con sulfato, entre otros. En nuestra zona, por el contrario, un manto de arena purifica el agua”. Añadió que “inclusive aporta agua al Paraná”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas