SEGUINOS

POSADAS

Tiene 27 años y quedó al borde de su tercera condena

Un joven oriundo de San Pedro comenzó a ser juzgado este martes por un robo calificado que habría cometido el 9 de enero del año pasado en el barrio San Lucas, de Posadas. El muchacho, que tiene un pésimo concepto entre sus vecinos, negó ser el autor del hecho y dijo que la causa fue armada por la Policía. El debate oral y público se realiza en el Tribunal Penal 2.

En el banquillo de los acusados está sentado Daniel Fabián Ojeda quien ya registra una condena por robo calificado y otra por robo simple. El muchacho rechazó una propuesta de juicio abreviado y todo hace suponer que recibirá una dura condena.



El hecho por el cual fue procesado ocurrió cerca de las 17.10 del 9 de enero del año pasado. En esas oportunidad, Claudio Nahuel Caballero (8) fue en su bicicleta hasta un kiosco ubicado a la vuelta de su casa, en el barrio San Lucas, a buscar algunas bebidas, ya que en su casa se realizaba una fiesta de cumpleaños.



Cuando salía del negocio junto a un amigo, se topó con dos delincuentes que le pegaron una trompada y le arrebataron la bicicleta azul, tras lo cual se dieron a la fuga.
Apenas el chico dio la noticia en la casa, los familiares se organizaron en dos grupos y salieron en busca de los ladrones, a uno de los cuales dieron alcance en el barrio San Marcos, donde le propinaron una paliza hasta que un agente de Policía que pasaba por el lugar intervino y llamó a la Seccional Octava.



La víctima declaró este martes en el juicio oral y dijo que en realidad la persona que le pegó y sustrajo la bicicleta fue el hombre que está prófugo. Y dijo que en ningún momento vio la navaja con la que supuestamente lo habrían intimidado cuando se negó a entregar la bici.
Ojeda fue aprehendido en la intersección de las calles 152 y Juan José Paso, mientras que su cómplice escapó con la bicicleta.



El imputado negó haber cometido el hecho. Sostuvo que se hallaba en una parada esperando el paso del colectivo de la línea 15 cuando tres personas pasaron corriendo por la calle y luego volvieron sobre sus pasos para acusarlo de ser uno de los ladrones. Ojeda dijo que fue atacado por las personas y que el policía que intervino le colocó la navaja “para que no salgas mañana”.
Y agregó que ese día tenía previsto ir hasta la terminal de ómnibus para cambiar la fecha de un pasaje de retorno a Buenos Aires, donde reside su familia. El muchacho, que es oriundo de San Pedro, dijo que en la zona de la Boca se desempeñaba como voluntario social y realizaba changas como ayudante de albañil.



Ojeda fue condenado en el año 2001 a cinco años de prisión por el delito de robo calificado por el uso de armas. En 2006 volvió al banquillo y se fue con una condena por robo simple. El Tribunal Penal 1 unificó la sentencia y le impuso la pena única de seis años y medio de cárcel. Unos meses después que abandonó la Unidad Penal, fue detenido por el robo de la bicicleta.
Si bien llegó procesado por el delito de robo calificado por el uso de armas, existen algunas dudas sobre la exhibición o no de la sevillana al momento del robo, situación que lo podría beneficiar.



La sentencia será dictada este miércoles por los jueces Juan Enrique Calvo, Alfredo Escribano y Roque González.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas