SEGUINOS

PROVINCIALES

Titular del Colegio de Abogados dice que el uso del posnet los perjudica

El presidente del Colegio de Abogados de la provincia, Ernesto Báez, se refirió a las disposiciones de la AFIP que incluyó a los abogados y demás profesionales la obligatoriedad de contar con una terminal electrónica P.O.S.. Al rechazar la medida, el titular de la entidad que nuclea a los profesionales del Derecho explicó que la Ley 27.253, “en un confuso artículo 10 establece que el Posnet o los medios de pagos digitales pasen a ser obligatorios a partir de abril de este año”. “Queda claro que es obligatorio para el uso del comercio masivo de bienes y servicios”, dijo.

En declaraciones a LT 17 Radio Provincia agregó que “lo que nunca ha quedado claro es si van a quedar comprendidos o no el ejercicio de los profesiones liberales, entre ellas la abogacía, la medicina y todas las demás profesiones. Nosotros entendemos que no, hay razones jurídicas que avalan nuestra posición, creemos que los profesionales no estamos comprendidos dentro de la relación de consumo, no podemos ser asimilados a los proveedores de bienes de consumo masivo, la relación con un profesional independiente es una relación personal, individual, uno escucha el caso, lo toma, establece las condiciones de pago. etcétera”.

Sostuvo que la profesión tiene características particulares que la hacen diferentes al consumo o venta de bienes en forma masiva. En este sentido, Báez recordó que “desde el punto de vista jurídico creemos que la circular 1-E del año 2017 de la AFIP había aclarado esta cuestión, dejando aparte a los profesionales liberales, no obstante existe una gran preocupación por parte de los profesionales más jóvenes, de que esta ejecución de la ley alcance a los profesionales liberales”. “Empecé a recibir quejas de muchos profesionales jóvenes para que el Colegio de Abogados se pronuncie y tome una posición al respecto”, afirmó.

Báez manifestó que la medida perjudica a los abogados que recién se inician, y que muchas veces trabajan a pérdida. Además. agregó que “los estudios grandes que tienen mucho volumen de trabajo, a la hora de pagar lo hacen todo vía electrónica, una empresa de seguro o un banco cuando te paga lo hace con transferencia bancaria”.

Observó que “si es una medida que tiende a controlar a las grandes operaciones de los estudios más grandes no le doy el sentido porque ya esas operaciones se realizan todo vía bancaria. Sería por ahí para un mayor control de los particulares, el ciudadano que tiene un caso en su vida y concurre a un abogado, pero allí le está perjudicado al abogado joven, a ese profesional que recién se está iniciando y que muchas veces trabaja a pérdida, a veces no tiene ni para pagar el monotributo. Entonces – continuó- agregarle este tipo de carga extra realmente molesta, perjudica el ejercicio de la profesión”.

“Me parece que hay que hacer algún tipo de distinción, por ahí este tipo de media se toman pensando en los grandes estudios de Buenos Aires que son megaempresas que tienen más de 100 abogados y le puedo asegurar que no es la misma situación que la de un abogado que ejerce la profesión en forma individual en Aristóbulo del Valle o en algún barrio de Posadas”, ejemplificó.

“No son situaciones similares o equiparables, de hecho no es ni siquiera equiparable el ejercicio de la profesión en la Capital Federal, con el ejercicio en la provincia de Misiones, donde no tenemos ningún estudio que supere la decena de abogados, no tenemos esos megaestudios que son empresas. Me parece que por ahí lo habría que hacer es algún tipo de discriminación, no obstante creo que los estudios grandes y que tienen mayor volumen voluntariamente acceden a tener medios digitales de cobro de honorarios, o sea lo hacen sin que sea obligatorio”, destacó el titular del Colegio de Abogados.

Descargar Semanario Seis Páginas