SEGUINOS

POSADAS

Tornado: en San Pedro aún viven con temor “pero confiamos en que Dios existe”

El devastador tornado que azotó la zona rural de San Pedro, en la noche del 7 de septiembre de 2009, causó la muerte de unas diez personas y provocó cientos de heridos así como también destrucción de casas y plantaciones. La familia de Rodrigo Do Santos (5) fue una de las afectadas. Al menor el desprendimiento de ramas le originó una herida profunda en la cabeza. En el Hospital de Pediatría le realizaron una craneoplastia, le colocaron una prótesis y dentro de pocos meses ya estará recuperado totalmente. Su madre, Florinda, también resultó con heridas. Por el fenómeno meteorológico se quebró una pierna, fue el motivo por el cual no pudo acompañar a su vástago al quedar internada en el Samic Eldorado. La mujer tiene nueve hijos y los mayores se ocupan de atender la chacra mientras ella cuida de los más chicos. Al recordar el terrible temporal su voz se quiebra. “Si hay mucho viento o el cielo se vuelve gris los chicos se refugian adentro de la casa, todos vivimos con un poco de miedo pero confiamos en que Dios existe”, comentó en declaraciones a /c6.

Florinda agradeció la asistencia de los profesionales de la salud del Hospital de Pediatría por haber atendido al pequeño Rodrigo. Tras el tornado fue trasladado al nosocomio público donde lo atendieron y le realizaron varias intervenciones quirúrgicas hasta que le implantaron la prótesis.



Su hijo llegó a Pediatría  con una hermana menor quien lo acompañó hasta que la reemplazó otra hasta que pudo hacerlo luego de haber sido dada de alta en el Hospital Samic de Eldorado.



Todo el proceso duró 1 año y 5 meses, lo que necesitaba Rodrigo costaba mucha plata y la familia de Florinda no cuenta con muchos recursos, además de lo que produce su chacara. La ayuda para poder operarlo llegó a través de la Nación, del gobierno provincial y de todos los que la ayudaron para la recuperación del menor.



“Pensaba vender algunas cosas que me quedaron después del tornado pero luego me dijeron que iba a recibir ayuda” oficial, recordó Florinda quien contó que fue atendida en el Hospital del Alto Paraná por tener una pierna rota “y cicatrices feas. Me operaron, me pusieron platino”.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas