SEGUINOS

NACIONALES

Tragedia Aérea: envían equipo de forenses para identificar los restos humanos hallados en la avioneta

Efectivos de la Prefectura Naval Argentina y miembros de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) reanudaron este lunes el operativo iniciado el domingo pasado en el Delta de Paraná para hallar los restos de los tripulantes de la avioneta perdida hace 27 días. Una de las primeras medidas de hoy fue solicitar la presencia de un equipo de forenses para identificar los restos humanos hallados en la avioneta caída.

Los especialistas se desplazarán a la zona en la que fueron encontrados restos del avión con tres tripulantes que se accidentó el 24 de agosto pasado tras despegar del Aeropuerto de San Fernando. Así lo indicó el titular de la ANAC, Juan Irigoin, quien dijo que se esperaba "confirmaciones" tras el trabajo en el lugar de "un equipo de Antropología Forense". 

Según se supo en las últimas horas, habrían hallado restos humanos en el interior del fuselaje de la aeronave. El funcionario, en declaraciones a Radio Mitre, sostuvo que el avión bimotor "está semienterrado" y "va a ser muy difícil extraer sobre todo las partes muy pesadas". 

Irigoin explicó la tardanza en encontrar el avión siniestrado en la confluencia de los ríos Paraná Guazú y Barca Grande, a unos 40 kilómetros de Zárate, en la dinámica del curso fluvial y que el hallazgo se produjo por circunstancias extraordinarias, como una bajante prnunciada y lluvia posterior que "lavó" los restos. 

"Hubo bajantes del río, lluvias y es muy difícil al búsqueda. Uno puede interpretar de cómo no lo encontramos si hemos sobrevolado el lugar varias veces. La realidad es que es increíble que lo hayamos encontrado", sostuvo.

Fuentes oficiales informaron que trabajaba en el lugar, sin complicaciones climáticas, bajo la vigilancia de la juez federal Sandra Arroyo Salgado, quien sobrevoló la zona y se puso al frente de las tareas de búsqueda. La esposa de Matías Rozano aseguró que la esperanza de las familias está intacta pesar de que el avión que piloteaba su esposo fue encontrado estrellado.

Se trata del avión Mitsubishi matrícula LV-MCV que desapareció el pasado 24 de julio con tres personas a bordo, de las cuales hasta ahora las autoridades no obtuvieron rastros. Desde la ANAC aseguraron que la aeronave encontrada en el delta del río Paraná, tras permanecer 26 días desaparecida, "estuvo bajo el agua todo este tiempo", y de esta manera salieron al cruce de las críticas por la demora en el hallazgo. 

Por su parte Pía Ronzano, hermana de Matías y cuñada de Ángela, escribió un post similar la misma red social donde reclamó "respeto" y pidió que se abstengan de hacer circular información falsa. También pidió que sigan rezando porque "si en estos días la incertidumbre no nos quitó la fe, ahora menos. Esperamos un milagro, y solo necesitamos volver a verlos, abrazarlos y terminar con esta pesadilla".

Fuentes extraoficiales habían anticipado que les habrían tomado muestras a los cuerpos para realizar estudios de ADN. Sin embargo, la jueza se negó a dar información oficial y mantiene el rastrillaje bajo un total hermetismo. En tanto, expertos analizan cómo desenterrar la nave del fango. Sería imposible instalar en esa zona maquinaria pesada por la debilidad de los suelos, y el trabajo de remoción deberá ser manual.

Este domingo Arroyo Salgado y los abogados de las familias partieron en un helicóptero desde el aeropuerto de San Fernando hasta el lugar donde están los restos del Mitsubishi matrícula LV-MCV.En el lugar trabajaron seis embarcaciones, dos lanchas semirrígidas, un helicóptero y un total de 20 efectivos de la Prefectura. Además, la Policía Bonaerense también fue convocada paras colaborar.

El sábado por la noche fue trasladado hasta el lugar el Guardacosta 78 Madryn de Prefectura Naval, que cuenta con 10 tripulantes que se ocuparían del balizamiento de la zona hasta que comenzaran las tareas para sacar el avión.

Además, en la embarcación fueron tres buzos tácticos encargados de buscar a Matías Aristi, hijo del dueño de la empresa Aibal SA, propietaria del avión y los pilotos, Matías Ronzano y Emanuel Vega.

Como resultado del operativo de búsqueda que coordina la ANAC, cerca de las 17:40 del sábado una aeronave perteneciente al organismo encontró restos de una aeronave mientras sobrevolaba la zona de confluencia de los ríos Parana Guazú y Barca Grande del delta bonaerense. 

El hallazgo fue comunicado inmediatamente al Centro de Busqueda, quien envió un helicóptero y dos embarcaciones para verificar y preservar la zona. Una vez allí el personal enviado confirmó que los objetos encontrados pertenecían a partes de una aeronave; las mismas se encontraban semienterradas en un sector pantanoso, en un cráter tapado por agua y vegetación. Inmediatamente tomó intervención la Junta de Investigación de accidentes de aviación civil, iniciando los procedimientos de averiguación para la confirmación o refutación de las pruebas encontradas. 

Minutos después, las autoridades confirmaron que la aeronave hallada era el Mitsubishi y precisaron que se encontraba ubicada en una zona del río Paraná Guazú, cerca de la desembocadura con el río Uruguay, en jurisdicción de Entre Ríos.

El operativo de búsqueda comenzó el lunes 24 de julio y supuso la coordinación de la Fuerza Aérea Argentina, Armada Argentina, Prefectura Naval Argentina, Gendarmería Nacional, Policía Federal, Policía Bonaerense, Fuerza Aérea de Uruguay, Armada Uruguaya y aeronaves civiles.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas