SEGUINOS

POSADAS

Tragedia de la Costanera: declaró el padre de Tiziano y pedirán el traslado del imputado

Leonardo Castillo, el padre del bebé que el domingo 17 de octubre fue arrollado por un conductor alcoholizado en la avenida Costanera de Posadas, declaró ante el Juzgado de Instrucción 1 de Posadas y realizó un pormenorizado relato de cómo ocurrió el hecho. Una de las personas que presenció la declaración dijo que casi no hubo preguntas de ninguna de las partes. Castillo ratificó que el imputado tenía manchas de vino en la remera, tal como lo registró en una filmación que hizo con su teléfono celular, y que hubo una discusión por una leve colisión entre el Fiat Uno del padre de Tiziano y el viejo Ford Falcon que conducía Isidro Aguirre.

En ese tramo de la declaración, el juez Fernando Verón le pidió que aporte su teléfono celular para poder bajar esa filmación a un soporte magnético y así poder incorporarlo al expediente.


El hombre dijo que alcanzó a ver desde su automóvil cuando Carolina Insfrán Menoyo, su esposa, era arrastrada sobre el capot del Falcon y luego cayó al suelo. Lo primero que vio detrás del coche fue el cuerpo de su pequeño hijo, que tenía 39 días de vida.



Castillo dijo que Carolina se recupera de las lesiones que sufrió -tuvo que ser operada- pero todavía está muy shockeada por la pérdida de Tiziano y está bajo tratamiento psicológico.



El juez Verón le pidió el nombre del profesional que la atiende para poder preguntarle si la mujer está en condiciones de brindar su testimonio en la causa, algo que a esta altura parece innecesario por las contundentes pruebas que existirían contra el imputado.



El abogado de Aguirre, Carlos Contristano, pedirá este jueves que el hombre sea trasladado desde la Seccional Primera a la Unidad Penal 6 de Villa Lanús, ya que en dicha comisaría no le permiten ver a sus pequeños hijos. “El pedido me hizo la esposa, porque Aguirre quiere ver a los tres chiquitos”, afirmó Contristano.



El defensor dijo que también hablará con el hombre para preguntarle si quiere dar su versión del hecho ante el juez, ya que en un primer momento se negó a declarar. Aguirre está acusado del delito de homicidio simple y lesiones graves, motivo por el cual se encuentra privado de su libertad.



El hecho ocurrió en la noche del 17 de octubre pasado cuando Leonardo, Carolina y su pequeño hijo paseaban por la Costanera en su Fiat Uno. En esas circunstancias, fueron impactados levemente en la puerta delantera derecha por el Falcon de Aguirre, quien intentó huir.



Castillo lo interceptó y junto a su esposa bajaron del coche para pedir explicaciones al otro conductor por la maniobra y el intento de fuga. La discusión que se generó y la chapa patente del Falcon quedaron registrados en la filmación hasta que Aguirre volvió a su auto, colocó primera marcha y aceleró, sin importarle que delante del vehículo se había parado Carolina con su bebé en brazos.



La mujer y su hijito fueron arrastrados varios metros. Tiziano falleció esa misma noche como consecuencia de un fuerte golpe en la cabeza, mientras que Carolina sufrió fractura de pelvis y debió ser operada días después.



Aguirre fue capturado varias horas después en la casa de su suegra, en el barrio Fátima, adonde habría llegado en busca de refugio.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas