SEGUINOS

POSADAS

Tragedia de la Costanera: para el ministro Franco fue “lisa y llanamente un asesinato”

El ministro de Gobierno, Jorge Franco, consideró que las instrucciones que tenía la Policía tras tomar conocimiento de lo que ocurrió en la noche del domingo en un sector de la Costanera donde un joven atropelló con su auto a una mujer que tenía a su bebé en brazos, matándolo, era encontrar rápidamente al responsable de los hechos para que sea sometido a la Justicia. “Esto ni siquiera puede considerarse un incidente de tránsito, esto fue lisa y llanamente un asesinato porque si una persona toma un arma y mata a otra persona, indudablemente se trata de un homicidio”.

Remarcó que es importante que se sepa esto puesto que no encuentra diferencias entre esta situación y lo que ocurrió en un sector de la avenida Monseñor Jorge Kémerer. “Un vehículo mal usado puede ser un arma porque puede matar a una persona. La Justicia ahora tendrá sus elementos (para el juzgamiento) y quien tenga responsabilidad tendrá que pagar” por lo que hizo.




En tanto, al hacer referencia a las protestas por parte de organizaciones sociales en repudio al asesinato de Mariano Ferryra, un joven perteneciente al Partido Obrero, en el marco de un enfrentamiento en la zona de Avellaneda, provincia de Buenos Aires, Franco comentó en declaraciones a LT 17 que el gobierno provincial tiene una política respecto a las protestas con cortes de ruta. “Si violan el derecho de las personas  a transitar libremente más allá del derecho legítimo que tengan las otras personas de peticionar o de presentar sus protestas, será la mano de la Justicia la que tenga que resolver”, afirmó.



En tal sentido, el titular de la cartera política, enfatizó que conversando se pueden avanzar en la resolución de los conflictos. “Siempre hemos establecido mesas de diálogo” para superar estas situaciones, subrayó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas