SEGUINOS

POSADAS

Tragedia del Paraná: piden a la ministra Garré “trato igualitario” para familiares de las víctimas

Luis Federico Sole Mases -padre de Fernando -envió una carta a la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, para pedirle “una palabra” que “tal vez pudiera calmar la sensación de impunidad que nos ha dejado esta terrible tragedia que nos tocó vivir” el sábado 16 de enero de 2010. La misiva fue enviada tras las declaraciones de la funcionaria referidas a la muerte del joven Ariel Domínguez quien falleció luego de recibir un disparo mortal del arma que portaba un personal de la policía Federal, en Buenos Aires. “Somos tan ciudadanos como la familia del joven y merecemos un trato igualitario, como bien lo dice nuestra Constitución Nacional”, finaliza el texto.

Carta enviada a la Ministra Nilda Garré en el día de la fecha



Señora Ministra de Seguridad de la Nación Argentina
Dra. Nilda Celia Garre



Quien se dirige a Usted, Luis Federico Sole Mases, residente en la Ciudad de Posadas tiene el placer de manifestar el agrado por Vuestras declaraciones con referencia a la absurda muerte del joven Ariel Domínguez en confusa situación, que involucra a un miembro de una Fuerza Federal. Es para mi tranquilizante la manera rápida en la cual aclaró la intención de que las investigaciones se realicen urgentemente, con la inequívoca frase “Habrá la máxima celeridad posible desde el punto investigativo”.



El 16 de Enero de 2010, durante una travesía a nado entre la Ciudad de Encarnación y Posadas, ocho personas fallecieron, dos fueron milagrosamente resucitadas y más de treinta se salvaron providencialmente al ser afectados por una formación de barcazas ancladas en la línea de nado de ese trágico cruce del Paraná.



Prefectura Naval Argentina en esa ocasión aprobó el trazado de la competencia, embarco a los nadadores uno a uno, habilitó el Puerto de Posadas que se hallaba fuera de servicio desde octubre de 2009 y luego acompaño a los nadadores la vecina orilla. Posteriormente insitio en que se lance la carrera, dado que las condiciones del tiempo desmejoraban velozmente. Mientras el grupo avanzaba, navegó alrededor del obstáculo mortal, pero al ocurrir la tragedia, esperó en los alrededores negándole asistencia a los atletas que luchaban desesperadamente por su vida.



Señora Ministra, estas no son afirmaciones motivadas por la experiencia enloquecedora de haber perdido a mi hijo Fernando allí y salvarme Yo y otro hijo varón. Están sostenidas por imágenes y declaraciones en la causa.



Prefectura Naval Argentina, fuerza que depende de Usted, siempre negó haber estado en aguas Paraguayas antes del desastre y cuando el mismo se inicio. Lo hizo ante las requisitorias Judiciales y ante un pedido de informes del Senado de la Nación. Durante los dieciocho meses en que los Jueces Federales y Provinciales se “tiraban” la causa unos a otros, se negó a reconocer lo que las imágenes revelaban sobradamente. Hace pocas semanas la Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que el Juzgado Federal de Posadas deberá investigar el hecho.



Señora Ministra, espero que a Nuestra ocho familias y a tantas más afectadas por este trance permanentemente, también nos llegue sus decididas palabras y escuchemos de su voz “Vamos a darle máxima celeridad a la investigación de los ocurrido en Posadas hace 18 meses”.



Somos tan ciudadanos como la familia del joven Ariel Domínguez y merecemos un trato igualitario, como bien lo dice nuestra Constitución Nacional. Una palabra suya en este sentido tal vez pudiera calmar la sensación de impunidad que nos ha dejado esta terrible tragedia que nos toco vivir.



Le hago llegar un respetuoso saludo.



Luis Federico Sole Mases



 



 



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas