SEGUINOS

POSADAS

Tras un relevamiento, detectan 170 aves acuáticas en el Parque Iguazú

Integrantes de la Delegación Regional NEA de Parques Nacionales, Marcelo Cavicchia y Guillermo Gil, recorrieron 75 kolómetros sobre el arroyo Yacuy y el río Iguazú superior hasta llegar al puerto Tres Marías dentro del área Cataratas, realizando el Censo Neotropical de Aves Acuáticas. En esta oportunidad, detectaron más de 170 de 7 especies diferentes. Se trata de un relevamiento anual de aves acuáticas dentro del Parque Nacional Iguazú que se realiza en febrero y julio de cada año en distintos puntos de América Latina.
Se realiza en los meses de febrero y julio de cada año en distintos puntos de latinoamérica, en Argentina se hace este trabajo desde el año 1990 y en el Parque Nacional Iguazú desde el año 1992. Hay registros de años anteriores que tomaron los Guardaparques de este Parque Nacional.

En esta oportunidad, fueron avistadas más de 170 aves acuáticas de 7 especies diferentes, en este sector es para destacar la presencia del Tapicurú, un ave que en Argentina tiene presencia únicamente en la Selva Misionera, del Pato Criollo que se encuentra dentro de la lista de especies amenazadas argentinas al igual que el Ipequí, un ave rara observar, que esta vez no contó con registros.



También en esta cruzada los técnicos han observado Yacarés durante el día así como tortugas de río y una gran cantidad de Mbiguá, entre otros animales. Algunas de estas especies, pueden ayudar a detectar cambios y modificaciones en sus hábitats naturales.


Guillermo Gil, comentó que en la recorrida pudieron observar una zona de 8 kilómetros aproximadamente, en la Península de Andresito, donde el arroyo Yacuy hace límite con chacras de esta localidad agrícola y en esa zona “el Parque queda muy expuesto al ingreso de cazadores y pescadores, hemos encontrado mucha basura, residuos como bolsas plásticas y botellas en el arroyo. En la cuenca de este mismo arroyo, que es un afluente importante del río Iguazú, existen chacras que tiran basura al arroyo, crían de chanchos sobre cursos de agua, donde también pueden llegar los agroquímicos utilizados en el cultivo del tabaco y otros”.


El Parque Provincial Yacuy, también es bordeado por dicho arroyo, en el tramo recorrido en la Península de Andresito. Esta es un área protegida de aproximadamente 350 hectáreas, muy valiosa por contener palmitales y proteger a este hermoso torrente selvático, pero no cuenta con presencia permanente de Guardaparques Provinciales.


Además agregó que “el informe que estamos realizando, vamos a enviarlo a las autoridades del Parque Nacional Iguazú y del Ministerio de Ecología de Provincia de Misiones para que tomen las medidas correspondientes a la jurisdicciones que tienen en el lugar”.


Guillermo Gil, de la Delegación Regional NEA, también explicó que se retomó este trabajo de relevamiento de aves después de varios años y los resultados se remitirán a la ONG Aves Argentinas.


A partir de 2010 Aves Argentinas es la coordinadora del Censo Neotropical de Aves Acuáticas (CNAA) en nuestro país. El mismo, es un programa de monitoreo a largo plazo, basado en conteos de aves acuáticas que se realizan dos veces al año, en febrero y en julio, en todos los países de América del Sur y administrado por Wetlands International.



El CNAA fue iniciado en 1990 por el Buró Internacional para el Estudio de las Aves Acuáticas y los Humedales (IWRB), en la actualidad Wetlands International). Fue creado para recolectar información sobre abundancia y distribución de aves acuáticas de la Región Neotropical, como parte de los censos internacionales de aves acuáticas coordinados por dicho organismo y en respuesta al interés generado por la publicación del Inventario de Humedales de la Región Neotropical (Scott y Carbonell 1986).



Los objetivos del CNAA pueden resumirse como sigue:


1) Contribuir al conocimiento y a la conservación de los humedales y las aves acuáticas, promoviendo la participación local y la consolidación de una red de instituciones y personas comprometidas con dicho fin.



2) Contribuir a definir prioridades de investigación y conservación mediante la identificación de humedales de importancia internacional o de sitios que albergan especies amenazadas, contribuyendo a la implementación de tratados internacionales como la Convención Ramsar o de los humedales, la Convención de Biodiversidad y la Convención de Bonn o de especies migratorias.



3) Brindar el marco necesario para el monitoreo de los humedales de importancia internacional o regional, y en particular de los Sitios Ramsar, la Red Hemisférica de Reservas Aves Playeras y las Áreas de Importancia para la Conservación de las Aves de Birdlife International.



4) Estudiar la distribución y la abundancia de las aves acuáticas del Neotrópico, aportando información de base para su conservación y manejo.


(www.radiocataratas.com)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas