SEGUINOS

Misiones en Baires

Trasplante de Stefy: “Mami pone tu mano en mi corazón y escucha como late”

“No se puede poner en palabras la emoción que se siente ver a Stefy con su corazón nuevo” relata Claudia Acosta, la mamá de la joven misionera Stefanía Vier recientemente trasplantada del corazón en la Fundación Favaloro de Capital Federal. “Hace una semana que Dios hizo el milagro” dice… contando los días. “Stefy ha demostrado que con mucho amor todo se puede, ya se está recuperando, está comiendo y comienzan los primeros movimiento..” Ahora comienza un largo proceso de recuperación, con intervenciones quirúrgicas menores (biopsias), para seguir la evolución del órgano trasplantado. “La vida de Stefy es un milagro”

Stefanía Vier está por cumplir 22 años de edad el 13 de julio, pero en su habitación todos los días hay clima de fiesta, ya que cada día que pasa es un gran paso para su recuperación. Stefy desparrama alegría y esperanza en Fundación Favaloro y esta forma de ser alienta a otros pacientes que esperan un órgano para seguir viviendo

En cuanto al tiempo que tiene que pasar en Buenos Aires, Acosta es precavida y habla de un proceso “ahora durante los dos primeros meses, cada semana se realiza una biopsia para saber si hay un rechazo y los dos meses siguientes son cada 15 días, y luego una biopsia cada mes hasta cumplirse un año..así que pienso que estaremos todavía unos tres meses más antes de ir a Misiones” comenta.

Un párrafo aparte para la autorización que firmó, la propia Stafanía Vier, a la televisión porteña para que su caso sea emitido y de esta manera concientizar a la población sobre la importa de la donación de órganos “ella aceptó sin dudarlo”.

Claudia Acosta visita a su hija todos los días, las pocas horas que están permitidas y ocupa el resto del tiempo para informarse sobre la importancia de donar órganos. Dice que hace falta más campaña y tiene que ser un tema cotidiano para que llegue más a la gente.

“Solo tengo palabras de agradecimientos, a Dios sobre todas las cosas a los médicos y profesionales del Fundación Favaloro, a la gente de Montecarlo, Eldorado y a todos los misioneros que nos están acompañando” agradece Claudia Acosta, la mamá de Stefy corazón.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas