SEGUINOS

POSADAS

Trata: condenaron a Arriola a doce años de prisión efectiva y a Martínez, a diez con reclusión domiciliaria

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Posadas resolvió condenar a los imputados Estela Martínez (38) y Mario Arriola (59) en el caso de trata de personas. A la mujer le correspondió diez años de prisión domiciliaria por ser hallada como autora del delito y con carácter de capturadora; mientras que para el hombre -quien regenteaba un prostíbulo en la localidad bonaerense de Pablo Podestá-la condena fue doce años, prisión efectiva, en condición de capturador y reclutador. Con respecto a las víctimas, se estableció que estarán bajo tratamiento psicológico. El viernes 30 de julio se dará paso a la lectura general del fallo.

Por poseer nacionalidad paraguaya, Martínez deberá tramitar en Migraciones su ciudadanía.



 


La mujer condenada por trata cumplirá arresto domiciliario


El Tribunal Oral Federal de Posadas condenó a un hombre y una mujer que estaban acusados de haber llevado a una adolescente a la localidad bonaerense de Pablo Podestá, con la intención de explotarla sexualmente. Una de las condenadas es la madre biológica de la menor, quien también había desandado el camino de la prostitución tras separarse de su pareja, con quien residía en Puerto Iguazú.


La sentencia más dura recayó sobre Mario Francisco Arriola, un bonaerense de 59 años, quien deberá purgar una pena de doce años de prisión; mientras que Estela Martínez, de 38 años, deberá estar privada de su libertad diez años, aunque lo hará en un domicilio que deberá fijar en los próximos días. Los jueces habrían tomado la decisión de sacarla de la cárcel debido a que tiene una hija pequeña que, precisamente, nació durante su encierro.


Los jueces deliberaron más de dos horas para dictar el fallo. Este es el cuarto veredicto que se dicta en Misiones por el delito de trata de personas desde la implementación de la nueva ley, en abril de 2008.


La fiscal Vivian Barboza había solicitado que Arriola fuera castigado con trece años de y Martínez con diez años, mientras que los defensores oficiales Criado -representó a la mujer- y Forés, defensor de Arriola, pidieron la absolución por considerar que no había pruebas suficientes y tampoco una adecuación del caso al tipo penal.


Criado hizo hincapié en que Martínez había sufrido todo este tiempo una pena adicional por tener que criar a su hijita tras las rejas, pese a los constantes pedidos que se realizaron para que sea beneficiada con la excarcelación o al menos la prisión domiciliaria.


El caso salió a la luz a principios de 2009, cuando F., de 16 años, llegó con su padre al programa Luz de Infancia, en Puerto Iguazú, para denunciar que unos meses antes había sido llevada a Pablo Podestá, en Buenos Aires, por su madre. La menor dijo que en un primer momento le dijeron que iba a trabajar como niñera, pero terminó en un prostíbulo. Como se negó a atender a los clientes, fue llevada por Arriola a su casa, quien -según la fiscal- tenía la misión de “ablandarla” para luego introducirla en el circuito de la explotación sexual.


La chica dijo que el hombre abusó sexualmente de ella y también la drogó en varias oportunidades. Unas semanas después, Arriola la llevó a Córdoba, donde le habría hecho tatuarse su nombre en uno de los brazos.


Cuando F. volvió a Puerto Iguazú, también lo hicieron Martínez y Arriola. Éste la había amenazado para que nada contara de lo que había presenciado y vivido en Pablo Podestá. Los imputados llevaron entonces a Buenos Aires a las hermanas menores de F., aparentemente con la misma finalidad, situación que llevó a la chica a realizar la denuncia.


Arriola volvió unas semanas después a Iguazú, en un intento por convencer a F.de que volviera a Buenos Aires. Según la chica, le dijo que él había invertido en ella cerca de 10.000 pesos y quería recuperarlos. Ante el Tribunal, el imputado juró que en realidad buscaba sacarla del mundo de las drogas. Los jueces no le creyeron.


 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas