SEGUINOS

POSADAS

Trata: contienen a las víctimas rescatadas del burdel de Santo Tomé

Tras el allanamiento del viernes, donde se rescató a nueve mujeres que eran obligadas a prostituirse en un local de Santo Tomé (Corrientes), desde el Ministerio de Derechos Humanos informaron este domingo que se contiene a cuatro de las jóvenes antes de su reinserción social. Se conoció además que las mantenían en silencio bajo amenazas como así también que debían pagar la ropa y comida que les otorgaban. Hay una mujer detenida.

Las cuatro jóvenes llegaron el sábado a Misiones y fueron llevadas a la casa de Contención que tiene el Ministerio de Derechos Humanos. Allí fueron recibidas por el resto del equipo técnico, ya que fueron acompañadas por la psicóloga Victoria Pizarro, quien incluso estuvo en el allanamiento.



“Lo importante de todo esto es que el equipo misionero es tomado como ejemplo y se lo requiere para colaborar en todas las causas del Noreste Argentino (NEA), con lo que queda claro este compromiso por trabajar contra este delito por parte de nuestra provincia”, afirmó al respecto la directora del Departamento de Trata de Personas, dependiente de la subsecretaría de Igualdad de Oportunidades, Daniela Acosta.
 
El allanamiento se llevó adelante el viernes 8, cuando la doctora Gladis Mabel Borda, jueza subrogante del Juzgado Federal de Paso de los Libres, ordenó la intervención del local “Sandokan”, ubicado en la ruta nacional 14 a la altura del kilómetro 686 del barrio “El Mejoral” de Santo Tomé Corrientes. Allí los efectivos de la Gendarmería ingresaron por sorpresa al comercio y se encontraron con nueve mujeres jóvenes que eran obligadas a prostituirse tal como lo había revelado las tareas de inteligencia que se habían realizado.
 
El escenario era similar al que se suele encontrar en este tipo de delitos: mujeres con un avanzado estado de vulnerabilidad, en silencio bajo amenazas, con temor hacia posibles represalias y propietarios del local intentando ocultar todo indicio que pudiera servir de prueba de lo sucedido.
 
Las víctimas son nueve: una misionera de 18 años, oriunda de Jardín América, dos de Santo Tomé, dos de Gobernador Virasoro, dos de Ituzaingó, una de Paraná (Entre Ríos) y la restante de Santa Fe. “Todas estaban vulneradas, con miedo y el lugar estaba en condiciones deplorables. Además las tenían bajo amenazas, les cobraban multas y les vendían las ropas que las obligaban a usar”, manifestó Acosta.
 
La Jueza federal fue quien pidió la intervención del Ministerio de Derechos Humanos misionero para poder contener a cuatro de las nueve víctimas hasta el momento de las testimoniales. Además ordenó que sea ese equipo el encargado de trabajar en su recuperación hasta el momento de reinsertarlas socialmente. En cuanto a la causa, fue caratulada como “Expte N°1-21287/11 ‘JEFE ESCUAD.  57 s/INF. SUP. INFRACC. LEY 26.364”.
 
Para poder llevar adelante el allanamiento y las tareas de inteligencia, se contó con el Escuadrón 57 “Santo Tomé” de la Gendarmería Nacional, a cargo del comandante principal Pedro Antonio Kannemann; quien dirigió el operativo que logró rescatar a las jóvenes que se averiguó que estaban allí captadas.
 
En el operativo también participó la psicóloga Victoria Pizarro; quien trabajó en la contención en el momento del ingreso de la Gendarmería como así también es la encargada de llevar adelante los trabajos para la reinserción de las damnificadas después del trauma vivido.
 
Con este hecho se reivindica el trabajo del Ministerio de Derechos Humanos que es reconocido en el Noreste Argentino (NEA) por sus tareas de contención y recuperación de las víctimas de trata de personas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas