SEGUINOS

POSADAS

Tres años de prisión en suspenso para “Rafi”

Rafael Martín Paredes fue sentenciado a tres años de prisión en suspenso por cinco robos que cometió en Posadas entre los años 2002 y 2003. El imputado, de 25 años, aceptó su responsabilidad en los hechos, evitó sentarse en el banquillo de los acusados y firmó un juicio abreviado en el que su defensor y el fiscal del Tribunal Penal 2 consensuaron la pena. El joven tiene un frondoso prontuario pero por primera vez fue juzgado. Aceptó un juicio abreviado y por ahora no irá a prisión.

Paredes, conocido en el ambiente policial como “Rafi”, había sido procesado por violentar la puerta de la vivienda de Patricia Escalante en la madrugada del 21 de noviembre de 2003. La mujer relató que se levantó sobresaltada al escuchar ruidos en su casa, pero creyó que se trataba de algún amigo de su hijo, que había estado festejando su cumpleaños.


Al levantarse se topó con un muchacho que le señaló la puerta dañada y le dijo que había impedido la entrada de un ladrón y que él ingresó para avisarle de la situación.


Escalante notó que su cartera estaba abierta y su contenido esparcido sobre un mueble, faltaban cien pesos y cerca de la puerta estaba un ventilador que pertenece a su hijo.


Al advertir que el joven en realidad era un delincuente intentó retenerlo, pero Paredes logró darse a la fuga.


“Rafi” también se declaró culpable del robo que cometió en la vivienda de Zulma Elizabeth Rodríguez, el 22 de junio de 2002. Del inmueble se llevó un televisor, un secarropas, ropas y otros elementos que cargó en un remís y los dejó en la vivienda de Karina Maciel, a quien le prometió volver más tarde para buscarlas.


Otra denuncia fue radicada por Mónica Resquín, quien reside sobre la calle Formosa al 1944, de donde Paredes se llevó un televisor, un horno, una garrafa, dos anillos de oro y otros objetos de valor.


El 30 de junio de 2002, Therese Violet Torrington, constató que durante su ausencia habían entrado ladrones en su casa, de donde sustrajeron un televisor, una garrafa, un juego de cubiertos, un microondas y otros elementos.


La última denuncia la formuló Narciso Zelada, de cuya vivienda “Rafi” robó un televisor, una videocasetera y un equipo de música, pero no pudo transportarlos porque los vecinos llamaron a la Policía y detuvieron al joven cuando intentaba escapar.


Ahora en caso de recibir una nueva condena, Paredes irá a prisión y deberá cumplir la totalidad de la pena que le imponga el Tribunal. (Ernesto Azarkievich)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas