SEGUINOS

POSADAS

Un misionero integra la mesa chica de recicladores urbanos de América Latina

“Es un orgullo para nosotros formar parte de esta organización y mostrar a toda América nuestra experiencia”, dijo Jorge Oscar Gonzalez, integrante del MOCAR, un movimiento de cartonero que trabaja en Capital Federal y el gran Buenos Aires. Nació en Posadas pero el destino lo llevó a la gran ciudad desde donde comenzó a juntar la basura para vivir. “Nadie de nosotros es cartonero por elección, tuvimos que elegir este camino para que nuestra familia pudiera subsistir”, comentó.

“En el 2009 fui hasta la Casa de Misiones, tenía que operarme de la vista y no tenía recursos. Esa mañana me recibió  (la entonces titular de la institución, Carolina) López Forastier y le conté mi problema. Según los médicos, trabajar con la basura había dañado mis retinas”, recordó González. “Pero más allá de esto me encontré con una persona que nos abrió las puertas y con quién firmamos un convenio para trabajar juntos”, agregó.


Efectivamente, en el 2009 la Casa de Misiones firmó un convenio con el MOCAR. La Casa  les proveía de todo el papel de desecho a cambio de algún arreglo que necesitara el edificio. “Acá empezamos a trabajar a junto a la Doctora López Forastier en todo lo que significa la conciencia verde. Y ellas nos dio una mano grande para que ahora podamos viajar por todo América Latina a contar nuestra experiencia en el reciclado y el cuidado del medio ambiente”, dijo González, agradecido por las gestiones de la ex titular de la Casa de Misiones.


López Forastier les ayudó a firmar convenios con otras instituciones como el Senado de la Nacion, y entrevistarse con organizaciones que pudieran darse cuenta que este sector tan vulnerable es el más excluido del sistema.


Hoy, González -entre la Cooperativa camino Porá, de Posadas, y el Trébol, del bajo Flores en Capital Federal donde vive-, sigue siendo un soporte indispensable para la Casa de Misiones.


López Forastier ya no está en la Casa de Misiones, pero a través de su organización Conciencia Verde, sigue colaborando con el fortalecimiento del MOCAR, La Cooperativa el Trébol integra la mesa chica de recicladores urbanos de América Latina y fue invitada a participar de un intercambio de 22 días en distintos países de América latina a intercambiar experiencias sobre otros recicladores y otras formas de tratamiento de la basura.


López Forastier rátificó los dichos de Gonzalez y comentó que “nunca imaginaron siquiera tener pasaporte y hoy preparan ansiosos un viaje inimaginable. Desde Conciencia Verde estamos convencidos que son ellos los primeros y mas importantes agentes ambientales. “Es hora que estén en la agenda de los políticos y que la verdadera inclusión social y las grandes revoluciones se hacen de abajo hacia arriba y no al revés”, afirmó. (Por: Gerardo Strejevich para /n6)


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas