SEGUINOS

NACIONALES

Un multitudinario encuentro evangélico se reunió para orar por Argentina

Un multitudinario encuentro evangélico y de otras confesiones cristianas, para pedir por la recuperación de la Argentina, se realizó este jueves en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires y en otras 210 localidades del país. El lema convocante fue “contra nadie, a favor de todos”. 

"La jornada nacional de Argentina Ora, fue convocada en un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo – con la participación activa de miles de fieles evangélicos, de otras confesiones cristianas y de la ciudadanía en general – con el propósito de rezar por los problemas que sufre nuestro país, señaló el pastor Osvaldo Carnival.

Y agregó, el lema "contra nadie, a favor de todos", señaló el camino que deberíamos tomar en este histórico llamado a la unidad espiritual de todos los argentinos".

"Es importante destacar que el acto de carácter nacional, organizado por entidades evangélicas que reúnen a seis millones de fieles en la Argentina, comenzó a las 16, en el Obelisco y en 150 centros neurálgicos de todas las provincias", agregó.

El pueblo cristiano asistente, según los organizadores, demostró su apoyo incondicional a todas las propuestas de oración que estuvieron a cargo de importantes líderes cristianos evangélicos de nuestro país. 

Las reuniones, efectuadas en el Obelisco como en los 150 lugares del país, contaron con el mismo propósito y cronograma organizacional. El inicio del acto contó – por espacio de una hora – con canciones cristianas que llevaron a la multitud a compartir con ritmo, emoción y alegría, momentos de un conmovedor encuentro espiritual.

"Argentina ora: ante la división y polarización nacional. Oramos por la paz de Dios sobre nuestra nación. No al fanatismo. No al revanchismo. No a la descalificación. No a la persecución. No a la insensibilidad. No a la soberbia. No a la división entre hermanos. Si a la unión duradera. Si al diálogo. Si a la educación. Si a la verdad que nos hará libres", sostuvo Ian Acevedo, un niño de 13 años, que recibió una calurosa ovación junto a un grupo de 10 niños de su misma edad.

Otro de los rezos que generó mayor aceptación de la multitud, fue el que se enmarcó frente a todo tipo de violencia, trata de personas e inseguridad: "Oramos atando a los principados de maldad, desactivando sus poderes y pidiendo la protección de Dios", afirmó el orador. (ambito)

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas