SEGUINOS

PROVINCIALES

Un nuevo estudio determinará si el consumo de yerba mate evita la pérdida de hueso en la menopausia

image_pdfimage_print

En el Inym ya tienen la certeza que la incorporación del producto a la dieta, en forma diaria, contribuye a fortalecer la densidad mineral ósea. Ahora, el investigador Lucas Brun, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) e integrante del Laboratorio de Biología Ósea de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), busca evidenciar si también es determinante en la etapa donde los huesos de las mujeres pierden contenido mineral en forma acelerada.

Los estudios son financiados por el Instituto Nacional de la Yerba Mate y tienen como investigador a Brun, quien dio detalles acerca de la investigación.

Periodista: En una investigación previa, Usted ya comprobó que la yerba mate tiene un efecto positivo sobre la densidad mineral ósea. Podría ampliarnos qué significa esto?, de qué manera la yerba tiene efecto positivo sobre la densidad ósea?

Lucas Brun – Efectivamente en un trabajo previo hallamos que la yerba mate incrementa la cantidad de hueso trabecular y por consiguiente la densidad mineral ósea, en particular cuando la dieta de calcio es insuficiente.

La densidad mineral ósea es un parámetro que se determina a través de un estudio que se llama densitometría ósea y en forma sencilla podríamos decir que mide cuanto contenido mineral (calcio principalmente) tienen nuestros huesos. Actualmente estamos llevando a cabo experimentos en cultivo de células óseas donde observamos que algunos componentes de la yerba como el ácido clorogénico y la cafeína aumentarían la viabilidad de las células osteoblásticas.

P:- ¿Qué son las células osteoblásticas?

L.B. – Es sinónimo de osteoblastos, que son las células encargadas de la formación del tejido óseo.

P:- ¿Se conoce, se pudo identificar cuáles son los componentes de la yerba mate que contribuyen a fortalecer la densidad mineral ósea?

L.B. – Por el momento hemos estudiado algunos componentes como el ácido clorogénico, la rutina y la cafeína, los cuales han demostrado efecto positivo.

P:- ¿La nueva investigación está orientada a revelar si el consumo de yerba mate tiene efecto en la densidad ósea de mujeres que atraviesan la etapa de la menopausia?

L.B. – No solo densidad mineral ósea sino también en el entorno del hueso; el objetivo principal de este proyecto es estudiar la composición corporal total (masa ósea, grasa y magra). La densitometría corporal total es un método diagnóstico no invasivo y seguro para medir la densidad mineral de la totalidad de los huesos del esqueleto, con gran exactitud y reproducibilidad. Permite además, medir la masa magra (muscular) y la masa grasa pudiendo realizar un estudio de composición corporal el cual es importante en la valoración del estado nutricional y del entorno mecánico del hueso.

P: – ¿Por qué eligió este grupo etario?

L.B. – En primer lugar porque existe un estudio previo en este rango etareo que describió una mayor densidad mineral ósea a nivel de la columna lumbar y cuello femoral en mujeres postmenopáusicas que tomaban al menos 1 litro de mate/día en comparación con controles que no bebían mate. Por otro lado, si bien observamos un efecto positivo del mate sobre el hueso, este es pequeño, por lo que los efectos que se pudieran observar gracias al mate requieren un consumo prolongado.

Por último, es una edad donde el hueso entra en una etapa de pérdida de su contenido mineral en forma acelerada por lo que será interesante observar si el mate pudiera prevenir –al menos en parte- esta pérdida.

P:- ¿Lo que tratarán de dilucidar entonces es si el consumo de yerba mate puede prevenir la perdida de densidad mineral ósea y del entorno del hueso?

L.B.- Exacto, ese pequeño efecto positivo observado previamente podría repercutir a largo plazo en una menor pérdida de masa ósea y una menor prevalencia de fracturas por ejemplo.

P:- ¿En qué etapa se encuentra este estudio y cuándo cree que podremos conocer los resultados?

L.B. El estudio está recién comenzando, en etapa de incorporación de pacientes al estudio. El plan propuesto es de 2 años. Esperemos poder contar con resultados parciales en 12 meses.

Desde el 2007 el Inym impulsa y financia estudios científicos a través de convenios con universidades de distintas partes de la Argentina y con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, para validar más propiedades y revalorizar así al producto como alimento. Son más de 50 los proyectos en marcha, de interés para la industria y para la comunidad médica en general.

Estas investigaciones, y otras realizadas por entidades y / o profesionales en distintas partes del mundo, forman parte la Base de Datos Documental Bibliográfica sobre Yerba Mate y Salud, única en el mundo, de amplia funcionalidad, creada por el INYM y a disposición de todos los interesados.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445