SEGUINOS

PROVINCIALES

Un obereño se suma a la búsqueda del submarino ARA San Juan

De por sí la historia de Eliana Krawczyk conmovió. Unica mujer en un submarino con 44 tripulantes que hace casi 7 días está extraviado. Nada se sabe de ellos, ni su ubicación siquiera. Sin embargo, el mundo se movilizó y naves, aviones y hasta rastreadores a control remoto llegados de EEUU trabajan para dar con el paradero del ARA San Juan. Eliana es obereña, su historia trascendió las fronteras: antes, por ser la primera oficial submarinista de Sudamérica y ahora, por estar dentro de los tripulantes del submarino extraviado.

Nació, creció y estudió en Oberá, hasta que decidió sumarse a la Armada Argentina. Ahora, otro compatriota se suma a su búsqueda. Se trata de Federico Staudt (41), buzo profesional categoría 1, quien se encontraba desempeñando tareas en el Estrecho de Magallanes y fué convocado para la búsqueda,  a bordo del buque noruego Skandi Patagonia partieron a las 14 hs de este martes, hacia la zona donde se supone podría estar el submarino.

La nave, de 93 metros de largo, y con capacidad hasta 100 tripulantes, pertenece a una empresa noruega y ya había participado en abril de 2009 en un operativo donde se buscaba la carga de oro de un barco hundido en Santa Cruz.

Staudt, ya lo conoce y ha trabajado con él. Antes de partir, manifestó su felicidad por esta tarea. “14 hs.zarpamos.. aguante ARA san Juan !!!!! Y vamos Obera carajoooo!!!”, escribió en su red social Facebook.

Federico trabaja 30 días en aguas adentro y 30 dias en tierra. Su familia se siente feliz por su tarea de rescate ya que conocen a Eliana y su familia, pero también temerosa de la responsabilidad que eso conlleva. “Tenemos sentimientos encontrados, aunqué él es un apasionado en lo que hace, siempre se dedicó a esto y en éste caso, tiene mayor cuota de sentimientos por cuanto la joven obereña dentro del submarino es conocida aquí”, dijo Jorge Staudt, padre de Federico.

Claro está que también sostiene la preocupación por los otros 43 tripulantes. El destino, o vaya a saber qué razón unió la historia de dos profesionales obereños destacados: uno por salvar la vida de ella quien a su vez trabajaba velando por la seguridad de todos.

Fuente: meridiano55.com

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *