SEGUINOS

POSADAS

Un país de luto rinde homenaje al ex presidente Kirchner

El ex presidente, de 60 años, falleció el miércoles en la localidad santacruceña de El Calafate a causa de una descompensación cardíaca que le produjo una muerte súbita, según confirmaron sus médicos personales. Sus restos serán velados desde las 10 de este jueves en Casa de Gobierno. Justamente a la Rosada comenzaron a afluir personas, familias doloridas que se llegaron hasta allí, espontáneamente, a colocar flores, banderas, escritos de despedida y de estímulo para la presidenta Cristina de Kirchner. Desde entonces las expresiones de dolor, de valorización de la talla de estadista del ex mandatario señalada por seguidores y adversarios, calificaron la jornada de duelo que vivió, vive la Argentina y, junto a ella, naciones de Latinoamérica.  

La muerte de Kirchner se produjo minutos antes de las 9.30 tras haber sido internado de urgencia a la madrugada en el hospital “Formenti” de Calafate por una afección cardíaca aguda.



Kirchner estaba acompañado por su esposa, la presidenta Cristina Fernández, cuando se descompuso y debió ser trasladado al centro de salud de la ciudad patagónica, donde solía descansar de su tarea habitual.



El diputado nacional, presidente del Consejo Nacional del PJ y secretario general de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur)había sido sometido el 11 de septiembre último a una angioplastía por una obstrucción en una arteria coronaria en el Sanatorio Los Arcos de la Capital Federal, donde también había sido internado en febrero pasado.



En esa última oportunidad, Kirchner recibió el alta médica luego de permanecer un fin de semana internado y luego de haber sido operado en forma exitosa.



En el año 2005 Kirchner había sido internado en el hospital Argerich para un chequeo y en enero de 2006 había tenido una descompensación gástrica.



Kirchner fue presidente de los argentinos en el período comprendido entre 2003 y 2007. Estaba casado desde 1975 con Cristina Fernández a quien había conocido en La Plata en tiempos de la universidad y ambos militaban en la Juventud Peronista.



Néstor y Cristina tuvieron dos hijos: Máximo y Florencia.



Tras conocerse el deceso del ex presidente, los miembros del gabinete nacional se dirigieron hacia Santa Cruz en distintos aviones oficiales y privados.



En tanto, desde todo el arco político local, latinoamericano y mundial comenzaron a llegar las muestras de condolencias y de apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.



También el sindicalismo, desde la CGT y la CTA, expresó sus condolencias y dispusieron reuniones de sus respectivos consejos directivos.



En la Plaza de Mayo en horas del mediodía comenzaron a reunirse grupos de personas con muestras de congoja y de apoyo a Cristina.



El velatorio del ex presidente tuvo una ceremonia íntima en Santa Cruz y luego se trasladó el cuerpo hacia la Capital Federall.


A las 23.11 del miércoles, un avión Lear Jet LV- BAW trasladó el cuerpo sin vida de Néstor Kirchner hacia Buenos Aires. La aeronave tocó pista en el Aeroparque Jorge Newbery a las 01.42 minutos.


En tanto, en otro avión pequeño viajó la presidente Cristina Kirchner y su hijo, Máximo, según trascendió.


En la pista, en un segmento de la Fuerza Militar, un vehículo aguardó a la jefe de Estado para trasladarla, junto con su hijo, hacia la Quinta de Olivos.


Asimismo, en el avión presidencial Tango 03, que pisó suelo minutos después del arribo del Lear Jet, viajó la comitiva que acompañó a Cristina durante la jornada de ayer en El Calafate.


En Santa Cruz, junto a la Presidente, se encontraban el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández; el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zanini, la ministra de Desarrollo Social y hermana del ex presidente, Alicia Kirchner, y el ministro de Planificación, Julio de Vido.


Los restos del ex mandatario serán velados, a partir de las 10:00, en la Casa de Gobierno, en una ruptura de la tradicional despedida a los presidentes en el Congreso de la Nación.


Poco antes de viajar hacia Buenos Aires, la familia tributó una despedida íntima al ex mandatario fallecido, y el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, participó con muchos de los vecinos de los Kirchner en una misa en una capilla de la ciudad.


En tanto, miles de personas dieron ininterrumpidamente su testimonio de pesar en la Plaza de Mayo, y cargaron las rejas perimetrales de la Casa Rosada con flores, banderas y mensajes, en los que predominaron palabras de admiración por Kirchner y de aliento para su esposa.


“Tu partida nos duele pero tu legado quedará por siempre”, “Gracias Néstor” y “Todo el pueblo te acompaña. Fuerza Cris”, decían algunos de los más característicos.


Manifestaciones similares, de gran espontaneidad y numerosa participación se vivieron en todo el país, en alto contraste con el escaso movimiento que se esperaba para una jornada destinada al censo nacional.


Fuente: www.telam.com.ar
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas