SEGUINOS

REGIONALES

Un río de peces muertos que sorprendió a Paraguay

El pasado 14 de octubre el río Confuso hizo honor a su nombre cuando sus aguas dejaron de moverse para transformarse en una mortífera quietud que preocupó con creces a la Secretaría del Ambiente paraguaya (SEAM).

El trágico y peculiar hecho ocurrió a tan solo 50 kilómetros de la capital paraguaya, en Villa Hayes cuando los pobladores descubrieron que las aguas del río Confuso estaban estancadas por miles de peces muertos. 

Los especialistas de la Secretaría del Ambiente paraguaya (SEAM) declararon que la alta mortalidad de los animales podría haber sido provocada por una disminución de los niveles de agua en el cauce del río y la falta de oxígeno, produciéndose así un efecto denominado hipoxia.

"Se debe ver cuál fue la causal de la pérdida de oxígeno para los peces, pudo ser algún reactivo. Los encargados están analizando", explicó el director general de biodiversidad de la SEAM, Darío Mandelburguer, al diario local 'Última Hora' y señaló que no descartan la posibilidad de una posible contaminación. 

Los pobladores solicitaron la remoción de los peces que se están descomponiendo y generan un hedor que afecta la vida cotidiana de Villa Hayes. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas