SEGUINOS

POSADAS

Un sargento está detenido por el hurto de los vales de combustible

El juez de Instrucción Fernando Verón y la Policía detuvieron este fin de semana a un sargento que presta servicios en la Dirección General de Administración luego que un playero de la estación de servicios Petrovalle ubicada en la avenida Lavalle lo señalara como la persona que el sábado 13 de noviembre canjeó 100 vales de combustible por dinero en efectivo. Las sospechas recaen sobre Juan Lindqvist, quien reside en el barrio 90 Viviendas de Itaembé Miní, donde la Justicia realizó dos allanamientos, aunque sin hallar los 1.300 vales sustraídos de la Jefatura de Policía.

Los policías establecieron que el suboficial había realizado importantes mejoras en su vivienda Iprodha y contaba con equipamiento tecnológico -televisor LCD y equipos de aire acondicionado- que no se condicen con sus ingresos como miembro de la fuerza.




Fuentes policiales dijeron que Lindqvist se desempeñó en su momento como chofer y hombre de confianza de Ramón Héctor Sosa, quien actuó como subjefe durante el último tramo de la gestión del comisario general Rubén Oscar Gabriel.




Tras el retiro de Sosa, en 2007, el suboficial fue trasladado a la Dirección de Institutos y hace un tiempo había sido enviado a Administración.




El hurto de los vales de combustible derivó en el relevo del comisario mayor Miguel Gazano, quien fue reemplazado por el comisario inspector Héctor Raúl Haydacz. La decisión fue adoptada por el Jefe de Policía, comisario general Benjamín Roa. Lo curioso del caso es que el hurto ocurrió durante la licencia de Gazano y fue éste quien detectó el faltante de los 1300 vales que autorizaban la carga de casi 40 mil litros de combustible.




El viernes de la semana pasada el juez Verón allanó la vivienda de nueve policías, entre ellos varios comisarios de alto rango que se mostraron indignados con la medida que habría sido impulsada por el propio Roa.




Sin embargo, la medida no incluyó la requisa de la casa del contador Claudio Alonso, cuñado de Roa, quien maneja las cuentas de la Jefatura de Policía y en la guía policial figura como auditor de la Dirección General de Administración.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas