SEGUINOS

POSADAS

Una cosa es el discurso público y otra las negociaciones tras bambalinas

Buena parte de la dirigencia opositora –lejos de la transparencia reclamada por la sociedad- persiste en esa curiosa dualidad que les permite mostrar una cara en público y otra en privado. Sostener hoy una postura y mañana otra, en función de los propios intereses. Lejos del interés del conjunto social al que dicen querer servir. La marcha de un centenar de personas, tras banderas tan absurdas como “No a las represas, más vida” (¿?), o “No a Garabí”, mostró la dualidad discursiva de dos dirigentes en busca de votos y respaldos perdidos.


 

Por un lado, el diputado Claudio Wipplinger,  parecía dispuesto a “pulverizar” con rapidez a sus eventuales contrincantes en un frente electoral al que manifiesta aspirar.  Y mientras por un lado asegura sin sonrojarse que para él el límite es el ex gobernador Ramón Puerta, porque está dispuesto a negociar con la UCR y otros líneas peronistas, no duda en asistir a la marcha antirepresas que ha pasado a ser el “caballito de batalla” del senador Luis Viana. Es sabido que Viana está ahora en sociedad con Puerta, como a mediados de la década, en busca de algún cargo que le permita mantenerse en el candelero, dado que en diciembre vence su mandato.


 


Wipplinger no duda inclusive en calificar de “fantasma” a su otrora socio político, considerando que “Puerta complica todo y ensucia cualquier armado” político. Lo contrapone como “inviable” a la “viabilidad” que le otorgarían Radicalismo y Justicialistas anti Puerta a la integración de un frente que lo incluya. Pero después “saca la carta de la manga”: para saber quién de ese frente puede sostener la candidata a gobernador “hay que hacer un sondeo. La gente ya sabe a quien quiere para el cargo”, asegura. Lo hace pensando que, en realidad, él “mide mejor” no sólo que Puerta sino también que Luis Pastori el candidato ya elegido por el radicalismo para el cargo. Imagina que “un sondeo serio” lo posicionará en una candidatura que no logra respaldar en militancia o cantidad de adherentes, o en estructura partidaria. “Estamos trabajando fuertemente en un partido propio” no duda en señalar, sin embargo, en improvisada rueda de prensa, mientras unas pocas pancartas tratan de ocultar con sus dimensiones, la falta de adhesión al movimiento antirepresas en la plaza 9 de Julio.


 


Un poco más allá el propio Viana hacía las suyas. Asegurando que “no se están eligiendo autoridades nacionales” sino provinciales el 26 de junio verdadero y dado que “el partido Justicialista es nacional se integra con los de los Distritos. Y los Distritos con sus autoridades provinciales tienen libertad para tomar decisiones”. Respaldaba así la decisión del congreso provincial de integrar un frente opositor con todas las fuerzas políticas que pertenezcan al arco opositor. Más allá de las ideologías o propósitos de gestión el requisito esencial es el ser opositor para integrar esta Unión Transitoria Electoral (UTE). Olvidaba decir que, en rigor, el estaba al frente del PJ en una suerte de intervención decidida a nivel nacional por la conducción central del Justicialismo. Porque entonces él estaba en esos andariveles. Es más tendría que haber estado en el palco en el que este viernes la presidenta Cristina de Kirchner rendirá homenaje al ex jefe de estado y esposo, Néstor Kirchner, y celebrará con su par paraguayo Fernando Lugo la finalización y puesta en máxima potencia de Yacyretá.


 


La “política” de Viana para llegar a donde está residió en un “toma y daca” relativo a su capacidad de voto en el Senado. Cada vez que el gobierno nacional requería del voto de sus legisladores para leyes que juzgaba de primera importancia, Viana sacaba alguna ventaja personal. Su actual gestión al frente del PJ de Misiones es resultado de ello. Hasta que le bajaron el pulgar a nivel de la conducción nacional del PJ. Ni lerdo ni perezoso empezó a “tejer estrategias” con los opositores a nivel nacional y local, de modo de acceder a alguna candidatura o a algún puesto político.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas