SEGUINOS

POSADAS

Una de cal y una de arena para el juez José Luís Rey

El Jurado de Enjuiciamiento decidió archivar un pedido de Jury para el juez de Instrucción 2 de Posadas, pero a su vez le notificó de un nuevo pedido de destitución que fue formulado por Andrea del Carmen Durán, familiar de la transportista investigada por el abuso sexual que sufrieron dos chicos. Paradójicamente, fue el juez Rey quien les concedió la libertad en esa causa a la mujer y su hijo.



El pedido de Jury contra el juez de Instrucción José Luís Rey había sido solicitado por Laura López y Laura Esther Soto con el patrocinio de las abogadas Miryam Cabrera y Silvina Galloso, quienes le imputaban las causales de “mal desempeño en el ejercicio de sus funciones, falta de cumplimiento de los deberes a su cargo y desconocimiento inexcusable del derecho”.


 


Todo comenzó en el año 96 con una batalla legal que se inició tras el fallecimiento de Miguel Gerónimo Soto, de la que Laura Esther Soto es hija natural. Los hijos del hombre habrían intentado quedarse con la totalidad de los bienes, motivo por el cual la madre de la menor presentó una denuncia en la Fiscalía de Instrucción 2 por el delito de uso de documento falso y supresión de estado civil de personas, entre otras figuras legales.


 


El juez Rey ordenó que la menor fuera sometida a un examen de ADN para efectivamente establecer si era hija de Soto, situación a la que la madre se opuso a través de su defensora.


 


Para los integrantes del Jurado de Enjuiciamiento “los posibles errores o agravios que las resoluciones cuestionadas pudieran ocasionar tienen su remedio a través de los recursos o medios que la ley procesal concede a las partes para subsanarlos, como son los recursos de apelación, extraordinarios, planteos de nulidad”.


Y aclararon que “el Jurado de Enjuiciamiento no es un tribunal de justicia, sino político, que debe analizar si la conducta de un magistrado encuadra o no en las causales de remoción o destitución”.


 


En la resolución agregaron que “no cualquier error o falta justifica poner en marcha el proceso de enjuiciamiento, sino sólo aquellos hechos graves y que debidamente comprobados demuestren una falta de idoneidad del juez para cumplir con la delicada función que le ha sido encomendada”.


 


La resolución fue dictada por unanimidad por los ministros Roberto Uset, Manuel Augusto Márquez Palacios, Humberto Schiavoni, los diputados Roque Gentile, José Garzón Maceda y los abogados Delia Elvira Cibils y Javier Millán Barredo.


 


En la misma reunión de hoy el Jurado de Enjuiciamiento decidió abrir una investigación preliminar por la actuación que el juez de Instrucción José Luís Rey tuvo en la causa donde se investiga el abuso sexual sufrido por dos hermanitos, hechos por los que están siendo investigados Andrea del Carmen Durán y su hijo Fabio Gustavo Durán.


 


El Jurado pidió la remisión del expediente en el que Rey sólo intervino para concederle la libertad a los imputados luego que el Tribunal Penal 1 revocara el procesamiento dictado en diciembre pasado.


 


Fuentes judiciales indicaron que podría tratarse de una maniobra para evitar que el magistrado intervenga cuando nuevamente se deba resolver la situación procesal de los imputados.


 


Ernesto Azarkevich

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas