SEGUINOS

POSADAS

Una empresa que necesita encontrar el camino hacia sus objetivos específicos

Un día de furia inexplicable para la ciudadanía que observó con estupor cómo se interrumpía el tránsito, se rompían vidrios, se encerraba a empleados y directivos en la sede central. Cómo después aparecían las huestes del acorralado presidente de la empresa y las diferencias se dirimían a los palos. ¿Qué fue ésto? Una lectura posible está referida a las aspiraciones a cargos electivos de sus protagonistas, al uso en calidad de trampolín político nada menos que de la empresa estatal prestataria del servicio eléctrico.



Que es una buena caja para lograr adherentes o asegurar movilizaciones. No es una lectura nueva, fueron varios los presidentes de la empresa Electricidad de Misiones sociedad anónima –incluido su histórico secretario gremial Julio Héctor “Cachilo” Rodríguez- que desde allí se postularon a cargos de primer nivel. En este caso de vicegobernador, mientras que en el del depuesto Héctor López Ricci la aspiración estaba centrada en la primera magistratura, la candidatura a gobernador para el 2011. Así al menos rezaban los carteles de sus partidarios, cuando el primer conato de enfrentamientos internos, en abril de este año.



 



Desde estas columnas se advertía entonces -y a propósito de aquella huelga y de las manifestaciones callejeras de unos y otros-, acerca de la necesidad de barajar y dar de nuevo. De poner fin a esta historia recurrente de candidaturas partidarias desde la prestataria eléctrica. (Otro tanto ocurrió con Esteban Lozina, quien desde un partido minoritario accedió al Frente Renovador, fue ministro de Gobierno y de allí pasó a Emsa donde hizo su cartera política para candidatearse a diputado provincial. Una vez posicionado, abandonó el frente oficialista).



 



Aceptada la renuncia de López Ricci, a la que forzó la embestida del Sindicato de Luz y Fuerza, el gobernador Maurice Closs ha vuelto a nombrar un hombre de su extrema confianza –así lo definió- poniendo al frente de la prestataria a Sergio Ferreyra, su actual mano derecha en turismo. El dirigente, a su vez, dijo que siendo un ingeniero se ocupará en interiorizarse de la estructura organizacional y prestará la debida atención al sector técnico. “Es una empresa estatal, que presta un servicio técnico”, sintetizó. Precisamente una de las quejas de los revoltosos manifestantes había sido la “falta de respeto a los ingenieros” que ocupaban cargos gerenciales técnicos y a los que presuntamente se “desconocía”.



 



Y si sus expresiones estarían orientadas a tender puentes de plata con quienes se rebelaron contra la directiva depuesta, podrían significar, contemporáneamente, que se ocupará de cumplir el cometido que le cabe a un presidente de tamañaza empresa –la de mayor facturación-, evitando que sea usada para un lanzamiento político personal. En especial, porque más de una vez se mencionó en los pasillos que Ferreyra era un “buen candidato” para la Gobernación provincial. Es que si estas versiones –hasta ahora carentes de mayor asidero- se vuelven verídicas se estaría, otra vez, frente a una historia recurrente. Ciertamente rechazada por la ciudadanía que vio cómo se dañan edificios públicos que le pertenecen porque es con sus impuestos con los que se construyen y mantienen. Inclusive se pondría en tela de juicio aquello de que es una empresa “de todos los misioneros”. En los hechos sería tan solo de aquellos que pretendan un cargo político expectante.



 



Además, porque todo este grave enfrentamiento está absolutamente alejado de las aspiraciones de los usuarios chicos, medianos y grandes, que pretenden, nada más y nada menos, que una energía de calidad –evitando los históricos cortes sorpresivos- y a precios accesibles. Más aún, hay hasta quienes quisieran ver a la directiva eléctrica elaborando proyectos de mejora del servicio, incursionando en el debate de generación, participando con conocimientos y experiencia específicos en el diseño de una política estatal de energía. Están en estudio proyectos como Garabí con dos cierres; Corpus en un nuevo emplazamiento; aprovechamiento de energías renovables. En suma, los debates centrales que conciernen –e interesan- al conjunto de la sociedad.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas