SEGUINOS

POSADAS

Una falsa alarma alteró la labor de empleados municipales

Personal de la División Bomberos no halló artefacto explosivo alguno que, según fue advertido, había sido colocado en el interior del edificio comunal emplazado en la intersección de las calles San Martín y Rivadavia. Los empleados municipales esperaron, en horas de la siesta del lunes en los alrededores mientras se realizaban las tareas de inspección. El lugar estuvo vallado por efectivos de la policía mientras que el tránsito vehicular frente a la Municipalidad estuvo interrumpido desde la calle San Martín. Al lugar también llegó el juez de Instrucción Marcelo Cardozo, quien confirmó que se trató de una falsa alarma. En tanto, investigarán si la llamada realizada por una voz masculina se hizo desde la cabina telefónica ubicada sobre la vereda de la Municipalidad.

Según comentaron algunos de los agentes comunales, no sería la primera vez que se recibe este tipo de amenazas.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas