SEGUINOS

POSADAS

Una realidad distinta, llamativa, inédita, en un contexto con altibajos

La cautela y la prudencia suelen no dar resultados inmediatos sino a mediano o largo plazo. Por eso los efectistas de la política rara vez recurren a ellas. Antes bien las descartan y acusan de inactivos a quienes estando en la gestión de gobierno hacen gala de esa forma de proceder. No por capricho sino porque buscan una administración que contemple al conjunto de la sociedad, en un contexto nacional que intenta evitar los efectos de la crisis internacional que se mantiene irresuelta.

Las dificultades que se observan en  el ingreso al segundo trimestre del año, en el nivel nacional no son dimensionadas en su justa medida por los analistas que tienen tribuna en los medios nacionales y repetidores en el ámbito provincial. CFK venía hablando de la necesidad de sintonía fina y los medios concentrados la tradujeron como ajuste. La sustitución de importaciones es el caballito de batalla de comunicadores y comerciantes. Los mismos que no advirtieron lo que se venía cuando en los ’90 se abrió el país a las factorías internacionales y se destruyó el trabajo nacional. El beneplácito de los libreros argentinos por la posibilidad de ponerse como meta la activa industria vigente a comienzo de los ’70, paso inadvertida. Cuando desde el gobierno se admitió que hubo una errada interpretación de la norma, se tituló que daba marcha atrás.


Claro que hay dificultades en sostener una política económica de corte nacional, en una crisis internacional que arrebata recursos de donde puede. Además de cada dificultad hará un escándalo ese sector político que protagonizó la destrucción de los ’90 y pretende volver, con sus socios externos. Para ganancia propia, no para el bienestar del conjunto.


Un trillo, en realidad, que sólo recorre la gestión en el gobierno, que contra todos los vientos soplados en contra, paga salarios el último día hábil, con aumentos. Una inyección de 320 millones de pesos en la economía provincial. Que sigue siendo apoyada fuertemente por los propios recursos generados en una política tributaria que no teme enfrentar a los poderosos, vía judicial, para hacer realidad aquello de la igualdad ante la ley.


Porque, demás, el administrar con prudencia posibilita sostener obras públicas generadoras de empleo, políticas sanitarias como la que ha permitido elevar el nivel de complejidad de los efectores del parque de la Salud, con el Hospital escuela como insignia pero también con la contratación de médicos con dedicación exclusiva para las zonas más alejadas de la provincia y por ello desprovistas de profesionales. Las retribuciones de estos médicos son altas, los salarios de los docentes han recibido aumentos de consideración, también los policías. Los estatales tienen un aumento que es un adelanto del que se aplicará este año por decisión peritara. Se ha logrado históricos aumentos para la materia prima de la yerba mate. Recursos que también se volcarán al interior de Misiones.


Mientas esto sucede en el plano económico, también por leyes que da sustento jurídico a la política fiscal, otras acciones relativas al afianzamiento institucional cristalizan decisiones que vienen del año pasado, cuando se convino un relacionamiento entre los tres Poderes del Estado que profundizara la institucionalidad, en beneficio de los derechos de la sociedad y de las personas consideradas individualmente. Sin falsos efectismos y más allá de las frases agoreras, Misiones sigue desandando caminos ciertos, comprobables, de bienestar e inclusión.


Con políticas que continúan siendo de avanzada. Como las que empezaron a ponerse en vigencia en resguardo de los recursos naturales. Anticipándose a las provincias petroleras, Misiones comenzó a proteger el agua dulce que es su mayor riqueza. Adelantándose a la Nación, ya el año pasado se crearon institutos para acometer la reforma de los códigos Civil y Penal mediante un trabajo inédito: labor de magistrados, fiscales, defensores y diputados.


En otra gestión inédita, un equipo interdisciplinario de cirugía constructiva recorre la provincia realizando intervenciones quirúrgicas para mejorar la calidad de vida de personas con malformaciones congénitas o víctimas de cáncer. Otra es, entonces, la Provincia que hoy se vive si se la compara con la que se vivía en los ’90.


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas