SEGUINOS

POSADAS

Unam: los alumnos no logran convencer a los docentes que levanten el paro

Lauro Goldschmitt, presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades, dijo que se reunirán este lunes a las 17:00 para decidir qué actitud tomar frente a la negativa de los docentes de revisar la decisión de suspender la toma de exámenes de julio.

“Posiblemente tomemos alguna medida de acción directa, además de elevar propuestas alternativas. Porque acompañamos a los docentes en sus reclamos, pero al mismo tiempo les pedimos que no nos perjudiquen, porque perdemos todo lo que preparamos en el primer cuatrimestre”, reiteró el dirigente.


 


El primer turno de exámenes está previsto para la segunda semana de julio, en tanto que el segundo turno debería concretarse en los primeros días de agosto. Este viernes 27 finalizó el dictado de clases correspondiente al primer cuatrimestre, comenzando el receso invernal que se extenderá hasta el 25 de agosto próximo, cuando comienza el segundo cuatrimestre.


 


La preocupación de los estudiantes radica en que además de perder los exámenes de julio, arriesgan perder el segundo cuatrimestre ya que está en los propósitos de los docentes no reanudar las clases si no logran respuestas favorables a sus demandas.


 


Los únicos estudiantes que lograron ser escuchados por sus docentes fueron los de la Facultad de Ingeniería con sede en Oberá. El jueves tomaron a primera hora de la mañana la sede académica y depusieron su actitud para reunirse por la noche con el claustro docente y autoridades de esa unidad. Lograron que los docentes levantaran las medidas de fuerza para no perjudicarlos.


 


No ha sucedido lo mismo en la Facultad de Humanidades donde una mayoría de los alumnos reclama que los profesores depongan su actitud. Sólo una agrupación minoritaria dijo que acompañará a los docentes en el paro. Por ello, estiman que el lunes próximo la mayoría se pronunciará por medidas de acción directa para insistir en su reclamo.


 


N. de la R.: El derecho de unos termina donde comienza el de otros. Los docentes deberían escuchar la lógica demanda de los estudiantes. Si ellos paran nada pierden. Sí pierden los estudiantes: el esfuerzo de medio año; los gastos y sacrificios de las familias por mantenerlos en la Universidad. Así, la Tarjeta Roja es esta vez para los docentes.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas