SEGUINOS

POSADAS

Vairo plantea un pedido de informes al Concejo por falta de servicio de cloacas

Haciéndose eco del informe presentado por /c6, sobre la falta del servicio de cloacas que padece el barrio A.3.1 y la contaminación que suponen las aguas servidas crudas tiradas al arroyo Laguna, el Defensor del Pueblo Marcelo Vairo presentará un pedido de informes al Concejo Deliberante. Lo hará en la sesión ordinaria de este jueves, ocasión en la que dará cuenta también la posibilidad que tuvo de comprobar in situ, en una recorrida con /c6, el estado de abandono en que se encuentra el edificio que una vez fuera entregado como planta de tratamiento a la concesionaria del servicio de aguas y cloacas.

“Esto no puede ser. No puede ser que se le cobre a la gente por un servicio que no se presta. Que se contaminen las aguas de un arroyo que desemboca en cercanías de la futura toma de agua de Miguel Lanús, en la playa sobre el río Paraná, realizada en el tratamiento costero de la EBY”, pormenorizaba en declaraciones al Canal.

Un servicio que no se presta y se cobra

Los olores son nauseabundos y lo más grave, es que se vuelcan los líquidos cloacales del barrio A.3.1 en el arroyo Laguna, que divide Posadas y Garupá, contaminando la zona donde se levanta la toma de agua de Villa Lanús y la playa que también se construye en la ex estación de cargas de Miguel Lanús. Lo advertían vecinos y el defensor del Pueblo Marcelo Vairo, en el informe elaborado por /c6.

Es más, había quienes se atrevían a hablar de “estafa” a propósito que la Entidad Binacional Yacyretá subsidia el servicio de cloacas que la empresa Samsa no presta y que incluye en las facturas por agua “y cloacas”.

“Esto es inconcebible porque se está arriesgando la salud de las personas. De los chicos que juegan en los alrededores”, hacía notar Vairo anticipando las denuncias que formalizará ante la Secretaría de Obras Públicas y el Eprac (Ente Regulador de Aguas y Cloacas). Porque indicaba que, en poco tiempo más, comenzará a funcionar la estación de toma de agua de Miguel Lanús que el Iprodha construye “para abastecer a un hermoso barrio, de lindas casas como éste y se corre el riesgo de chupar agua contaminada”.


Las cámaras de /c6 tomaban muestras de la contaminación por la que han reclamado sin éxito los vecinos. “La planta de tratamiento está totalmente desmantelada y, en realidad, nunca funcionó”, cuentan pobladores que hace 6 años residen en el lugar. Otros que viven desde hace más tiempo decían que aquella era una zona de aguas transparentes. “Hasta se veían pescaditos. Ahora, en el verano, no se puede ni respirar”, indican. Hay memoriosos que dan cuenta que, en realidad, la planta “fue entregada, no sé si funcionando, pero sí nueva, recién construida cuando se entregó el servicio de aguas y cloacas a Samsa, privatizándolo”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas