SEGUINOS

Sin categoría

“Valgo por lo que soy; enriquezcamos nuestra vida interior”

Ya sobre el final de su conferencia Stamateas sintetizaba sus propuestas: “no me importa lo que piensen los demás. Nuestros pensamientos deben ser de bendición. Voy a ser un restaurador de estima. Voy a permitirme equivocarme”.


Distinguió el perfeccionista de quien tiene una buena autoestima: el primero sólo busca la cima, el segundo disfruta tanto de llegar a la cima como en recorrer el camino”.


 


Y citó la frase de quien señaló que “el camino al éxito está poblado de fracasos. Cuanto más errores tengo, más cerca de la meta estoy”. Planteó más adelante la “necesidad de enriquecer nuestro mundo exterior” y exhortó a la gente a no dar valor a las cosas que no la tienen. Invitó a hacer un ejercicio: con un billete sobre la cabeza saludar a tres personas; colocar después el billete en el suelo y entonces volver a saludar. “No dejemos que las cosas sin valor estén sobre nuestra cabeza. Si el dinero es nuestro dueño y señor es probable que todo nos cueste mucho más. En cambio si está bajo nuestros pies tendremos más libertad. Arriba de nuestras cabezas solo debe estar Dios”.


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.