SEGUINOS

POSADAS

Vecinos violentos: tiros, policías lesionados y varios detenidos

Discusiones por problemas menores derivaron este fin de semana en verdaderas batallas campales entre la Policía y un grupo de vecinos. En total fueron detenidas más de 20 personas y varios policías tuvieron que recibir atención médica debido a los golpes que recibieron. El domingo a las 7.05, la Seccional 12 recibió el llamado de una vecina del barrio Laurel, en la Chacra 192, porque había mantenido una fuerte discusión con una familia vecina debido al volumen de la música, lo cual derivó en un intento de agresión.

La llegada del patrullero caldeó aún más los ánimos. Los agentes establecieron que el incidente había sido protagonizado por Sergio Castillo (38), quien se hallaba con su esposa, tres hijos adolescentes y algunos amigos que habrían estado alcoholizados. El grupo no aceptó el pedido de bajar el volumen de la música y atacó a los policías con piedras y botellas.



 



La patrulla se replegó y pidió apoyo. Rápidamente confluyeron en el lugar móviles de los comandos radioeléctricos Centro y Oeste; además de la Seccional Sexta y Séptima.



Mientras los policías rodeaban el lugar, escucharon el disparo de un arma de fuego. Pese a la resistencia que opusieron, se logró al detención de Castillo; su esposa, Miriam Giménez (37) y los hijos de 14, 15 y 17 años. Además, fueron aprehendidos Miguel Leman (22), Daniel Villalba (21) y José Barboza (19), quienes fueron imputados de los delitos de daño, lesiones, amenazas y resistencia a la autoridad.



 



El despliegue policial también permitió la detención en la zona de otros trece jóvenes por distintas contravenciones al Código de Faltas. Como consecuencia del procedimiento, dos policías tuvieron que recibir atención médica ambulatoria y algunos patrulleros resultaron con daños como consecuencia de los proyectiles lanzados por el grupo.



 



El otro hecho ocurrió a las 17.40, tras una colisión que se produjo entre dos automóviles en la intersección de las avenidas Zapiola y López y Planes, en la zona Oeste de Posadas.



 



Cuando los policías llegaron al lugar, sólo hallaron un Fiat Uno. El conductor dijo que el otro vehículo, un Renault 9 se dio a la fuga. Ante esta situación, los policías de la Seccional Sexta recurrieron a los vecinos para saber si alguno había observado el dominio del coche, pero se encontraron con insultos y agresiones.



 



En un primer momento, a uno de los policías le lanzaron al rostro gas pimienta y luego una lluvia de piedras, motivo por el cual intervinieron otros patrulleros y uno de los uniformados realizó un disparo con una itaka cargada con perdigones de goma.



En el lugar se logró detener a Marcelo Fernández, mientras que los demás lograron escapar al advertir la llegada de refuerzos.



 



Posteriormente, en la Seccional Primera se detuvo a otro de los violentos, “Polaquito” Villordo, cuando se presentó a realizar una denuncia contra los policías. El joven presentaba algunas lesiones producidas por los perdigones de goma.



 



El procedimiento terminó con cuatro policías lesionados levemente, además de varios vehículos particulares dañados, dijeron voceros de la Policía.



En la Seccional Sexta se inició una causa por daños, lesiones y resistencia a la autoridad.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas