SEGUINOS

POSADAS

Vendedora de quinielas del barrio Rocamora es la ganadora de la Duster de “Maradona”

Treinta años caminando bajo el sol, la lluvia, con fríos o calores intensos, tuvieron su recompensa. Una vendedora de quinielas de Posadas es la feliz ganadora de la camioneta Renault Duster 0 kilómetro que “La Yapa” de “Jugá con Maradona” entregó durante el Sorteo Nº 305 de Año Nuevo. El Cupón Nº 258884 corresponde a la Agencia Nº 0216. La mujer se enteró de la grata noticia el primer día hábil de 2014 pero siguió caminando las calles del barrio Rocamora, donde vive la mayoría de sus clientes, tratando de contenerse y analizando qué iba a hacer con el premio.

Recién el lunes reunió a su mamá y a sus cuatro hijos y les comunicó que se había ganado un auto “gracias a un cupón que me quedó y del que me hice cargo” pero que entre los nervios y la incertidumbre había decidido venderlo para poder arreglar su humilde vivienda.
“Estoy muy contenta. En treinta años que llevo vendiendo juegos de azar, nunca había ganado nada. Ahora tengo mi recompensa”, dijo la mujer, mientras con su mano hacía señas que estaba apurada por regresar a su trabajo.
Agregó que el premio “me viene re bien porque puedo venderlo y utilizar el dinero obtenido para poder arreglar mi casa y así tener un poco más de comodidad o hacerla de material porque la que tengo es de madera. Soy el único sostén de mis cuatro hijos y con mi trabajo los mantuve todo este tiempo”.
Aseguró que la mitad del premio “le regalaré a mi mamá porque ella es la que me cedió parte del terreno para que pueda construir. Es una forma de agradecimiento por todos los años que me cobijó a mí y a sus nietos, que a pesar que algunos ya son grandes, gracias a Dios siguen conmigo”.
Sorprendida, admitió que “todavía no caigo. Nunca me había pasado algo así. Se ve que era para mí. Es una alegría comenzar el año de esta manera, después de la tristeza que me provocó la partida de mi papá, en el mes de noviembre”.
Insistió con que “voy a seguir trabajando. Siempre dije que saque el premio que saque, igual voy a trabajar. Gracias a Dios me defiendo.  Vendo bien y tengo mis clientes de años. Todos me quieren. Así, ¿qué más puedo pedir?”.
La venta de juegos de azar “me representa la ayuda y la comida de todos los días. “Maradona” es uno de los juegos que mas vendo. De vez en cuando compro uno, pero esta vez como no lo vendí me lo quedé y me trajo suerte”, agregó sonriente, mientras aguardaba para cumplimentar los trámites y recibir las llaves de la Duster, con cuya venta mejorará la calidad de vida de su familia.
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas