SEGUINOS

POSADAS

Venezolanos en Posadas: la red de favores que permite rehacer la vida familiar en tierras extrañas

Un grupo de venezolanos -conformado por profesionales de distintas disciplinas y oficios- está en Posadas por gentileza de la Congregación San Pedro, de la Iglesia Luterana, luego de salir del país disconformes con el gobierno de Nicolás Maduro. Reciben ayuda de la comunidad así como de las damas de la organización religiosa.

Internamente los connacionales la denominan Arepa Viva, cuentan con un correo electrónico Programa. ArepaViva@gmail.com

El licenciado en Educación, José León Toro Mejías, dijo que en el centro de residente de Posadas tiene registrado a 46 ciudadanos de
Venezuela. Todos tratan de producir para tratar de ayudar a sus familias que quedaron en el país caribeño. Hay especialistas en diversas profesiones y oficios. “Todos aceptamos ofertas de trabajo, siempre y cuando sea digno, que implique llevar la fuerza de trabajo a beneficio de la empresa y que pueda servir para colaborar con los familiares. “Estamos a la orden de quien pueda ofrecernos una oportunidad laboral a cualquiera de nosotros nuestro correo electrónico y número de teléfono para poder articular esta relación”, agregó.

Toro Mejías puntualizó que el tema es “vivir con dignidad”. En Venezuela estuvo vinculado al quehacer social académicamente. En su
comunidad llevó adelante proyectos para que fuera sustentable. “Tuve mucha esperanza y luchamos constantemente. Pero esta lucha no tuvo otro tipo de resultado que fue la conclusión final a finales de 2016 y entonces sintió la necesidad de salir del país si quería luchar desde otra óptica para favorecer a mi familia”, enfatizó.

Fue así que decidió junto con un grupo salir de Venezuela. Descubrió que para ello la ruta más factible era a través de Brasil.

Salió con 170 dólares y en cada ciudad que se detuvo pudo armar una red de favores, a través de WhatsApp.

El pasaje del vuelo de Boa Vista hasta Foz de Iguazú le costó 129 dólares. “Con la suerte de acá hay una familia a quien conocí en Caracas. Viven en Montecarlo. Me recibieron en Foz y me trajeron a su casa, donde pude reflexionar y me dio muchísima más fuerza para que la red de favores pudiera crecer y buscar alternativas para traer a mi familia. Desde entonces no hemos parado de luchar”, manifestó.

“Se atornillan en el poder”

El Licenciado no duda al responder cómo definiría al gobierno de Nicolás Maduro. “Hago dos lecturas de la pregunta. Al gobierno de Maduro lo veo como una organización criminal que secuestró a un pais y lo tiene en una situación tremendamente precaria porque su interés principal es conservar el área geográfica y su estatus de poder para hacer las actividades que hace. El enriquecimiento lícito e ilícito y además la influencia de su poder”, definió.

Sostuvo que en 1999 el grupo político llegó al poder con el ex presidente Hugo Chavez Frías. “Y después se atornillan en el poder, teniendo en cuenta en lo vulnerable que se convirtió la oposición. Para vincularse con la sociedad civil usaron técnicas de confrontación militar, en el sentido estricto de la inteligencia”, expresó.

En tal sentido aseguró que controlaron la sociedad, a los opositores, “compraron gente, hubo situaciones absolutamente venales y luego tenemos este resultado. No sabemos si la cantidad de votos de las elecciones pasadas que dice el Consejo Nacional Electoral fueron productos de la manipulación de las máquinas o de sus proyecciones, de ellos mismos, de su software”.

“La gente no cree en el gobierno de Maduro e internacionalmente no tiene absolutamente ninguna credibilidad”, sentenció.

El sueño de una vida mejor

Su esposa es ingeniera geóloga de la Universidad Central de Venezuela. En su país, antes de graduarse pudo trabajar en una empresa
privada. Lo hizo cuando era Técnica en Geología y Minas. Luego, ya recibida, pasó a trabajar en una empresa pública, en el Instituto de Tierras Urbanas. “Pero ante la situación de Venezuela tuve que retirarme, fue cuando planeamos venir”, aseveró.

El sueño de la familia es darle una buena educación a los niños y poder ayudar a sus connacionales. “Allá quedó mucha gente que uno quisiera ayudar. Poco a poco vamos saliendo adelante”, remarcó la profesional.

En tanto, su connacional Jasmine García sostuvo que su cuñado vino con anterioridad al país y ya tenía programado como familia venir a la Argentina. “Soy publicista y en Venezuela trabajé en la parte de venta y manejo de mercancías. En electrónica y en una planta de producción de embutidos”, comentó.

Señaló que su manera de ver las cosas es darle al país un beneficio con lo que pueda generar.

“Es muy difícil salir de Venezuela, En su mayoría no tienen las condiciones de hacerlo. Tienen que vender sus cosas para poder recaudar el dinero que necesita para emigrar”, indicó.

Destacó, además, la colaboración de argentinos. “Nos han dado una mano muy amigable, ropa, abrigo, todo lo que estaba a su disposición”, agradeció.

García consideró que las decisiones políticas van jugando en contra del Gobierno de Nicolás Maduro. Respecto a la expectativa para que todo se revierta conforme a lo que desea consignó que no lo puede precisar. “No lo podemos definir, eso es algo incierto”, apuntó.

Por su parte, Noraima García relató que la Directora de la Escuela 828 les abrió las puertas y fue muy amable en recibir a los niños. “Le han prestado buena atención así como los docentes. Los chicos recibieron buenas calificaciones”, refirió.

Descargar Semanario Seis Páginas