SEGUINOS

NACIONALES

Ventas de autos se desplomaron 25% en agosto por el salto del dólar y la mayor incertidumbre

El salto del dólar y la marcada incertidumbre que se vivió a lo largo de agosto le pasó factura al sector automotor, que experimentó un verdadero derrumbe. La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) informó que el número de vehículos patentados durante agosto ascendió a 65.247 vehículos.

Esto implicó una fuerte caída del 25,5% frente al mismo mes de 2017, cuando se habían comercializado más de 87.200 unidades. Esta contracción generó que la cifra acumulada se redujera notablemente: entre enero y agosto se llevan patentados casi 633.500 vehículos, con un magro incremento interanual del 1,9%. Sin embargo, dada la mala performance del sector, se espera que en breve ingrese en terreno negativoy culimine el año con una caída que podría superar el 5%.

El aumento desenfrenado del dólar, en tan solo cuestión de días, volvió a traer el fantasma del desabastecimiento en el mercado y la incertidumbre se adueñó de la industria automotriz a lo largo de agosto.

Si bien las terminales tienen los depósitos llenos de autos, lo que implica un alto costo, durante los últimos días del mes pasado hubo marcas y hasta agencias que prefirieron no cerrar ventas. Y esto se notó en las estadísticas.

Con un dólar que en una semana pasó de 30 a 40 pesos, el valor de los autos pegó un salto importante y seguirá en aumento, porque en todos los casos tienen un alto componente importado.

Esto sucede tanto con los modelos fabricados en el Mercosur, que son los más vendidos en el país; como con aquellos producidos en las terminales locales, ya que cuentan con un 70% de insumos del exterior. A esto se suma el alto costo del financiamiento, producto del incremento de la tasa de interés. Como consecuencia de esta coyuntura, las expectativas de recuperación se empezaron a alejar.

“El mercado interno empezó a caer en junio y terminará el año con una retracción de 4 a 5 puntos, con 850.000 unidades”, comentó Franco Roland, economista especializado en industria automotriz.

Sin embargo, pese a los nubarrones, desde Acara prefieren ver el vaso medio lleno: señalan que si agosto se compara frente a las cifras de julio, entonces la caída pasó a ser del 2,9%.

“Seguimos ante un panorama de alta complejidad, pero los niveles de caída que teníamos parecen comenzar a amesetarse, más allá de que los números en el acumulado se mantienen aún por encima de los del año pasado. Hace pocos días en nuestra Convención anual expresamos las grandes urgencias del sector, pero sin dejar de reiterar nuestra disposición para trabajar junto a las autoridades en este momento difícil de la economía”, afirmó Dante Álvarez, presidente de Acara.

Fuente: IP Profesional.

Descargar Semanario Seis Páginas