SEGUINOS

NACIONALES

Vidal espera a Nación y dilata la discusión por el Fondo del Conurbano para después de las elecciones

Seguirá los lineamientos generales de la pauta que fije el equipo de Mauricio Macri, y no contemplará ingresos adicionales por eventual fallo a favor de Buenos Aires en la Corte Suprema.

El gobierno bonaerense reeditará este año el envío demorado del proyecto de Presupuesto y la Ley Fiscal (la Constitución indica que debe hacerlo hasta el 31 de agosto), a la espera del reacomodamiento político de la Legislatura después de las elecciones de octubre y de la definición de las pautas del gasto nacional que el ministro Nicolás Dujovne anticipará este viernes ante diputados en una reunión plenaria de la Comisión de Presupuesto.

"Replicaremos en líneas generales las pautas nacionales y después vamos a ir a la par de la propuesta de Macri", advirtió en diálogo con este diario un estrecho colaborador de María Eugenia Vidal. 

Será la segunda vez que la gobernadora presentará su Presupuesto, ya que durante el primer año de su gobierno debió hacerlo con la pauta fijada por la administración de Daniel Scioli. En 2016, en tanto, Vidal giró el expediente a mediados de octubre, con un fuerte disparador del gasto del orden del 50% enfocado en el advenimiento del año electoral clave para el destino político de Mauricio Macri y del frente Cambiemos. 

En cuanto al nivel de los ingresos y erogaciones que podría contemplar el Presupuesto 2018, la expectativa está puesta en la posibilidad de que la Corte Suprema termine habilitando el reclamo de Vidal por el tapón al Fondo del Conurbano, lo que le representaría a la Provincia un adicional cercano a los 53 mil millones de pesos; batalla que escaló al ámbito de la política nacional y forzó el surgimiento de una liga de gobernadores (peronistas y no peronistas) dispuesta a bloquear la pretensión de la bonaerense, cueste lo que cueste.

Sin embargo, en La Plata descartan que la definición del máximo tribunal llegue antes de que los equipos técnicos comiencen con el diseño de la ley de leyes, lo que excluiría de cualquier pauta de proyección de ingresos esos fondos por los que Vidal está dispuesta a librar una cruzada histórica.

"No contamos con el adicional que podría resultar de un fallo por el reclamo del Fondo del Conurbano. Los tiempos no dan", aseguran en el entorno de la mandataria.

El otro argumento que demora el diseño del Presupuesto está atado a los resultados de las elecciones de octubre, que dibujarán un nuevo mapa tanto del Senado como de la Cámara de Diputados provincial.

Esperanza

La esperanza de Cambiemos está centrada en replicar (y ampliar) el mes próximo los resultados de las PASO de agosto, que se traducirían en un aumento en la cantidad de legisladores propios, un esquema que se hará efectivo recién con el recambio de diciembre. Pero, al mismo tiempo que se evidenciaría una reducción en los alfiles de Sergio Massa, Margarita Stolbizer y Florencio Randazzo, crecería también la oposición fuerte referenciada en Unidad Ciudadana.

Esa alteración obligará a las principales espadas de Vidal a negociar casi quirúrgicamente los términos de los proyectos, puja en los que serán clave también los intendentes del conurbano y del interior bonaerense.

La ardua gestión todavía no empezó y promete extenderse hasta cerca, incluso, de la Navidad.

Ambito.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas