SEGUINOS

POSADAS

Vigilia Pascual de cristianos hacia “la alegría de la Resurrección”

El Jueves Santo se celebra la misa de la Cena del Señor, con el recuerdo de la institución de la Eucaristía y del sacerdocio, y se realiza el gesto del lavatorio de los pies. Ese día por la mañana se celebra también la Misa Crismal en la Catedral, en la que el Obispo del lugar bendice los Santos Óleos y los sacerdotes renuevan sus promesas. Comienza el Triduo pascual, que continúa durante el Viernes de la Pasión del Señor y el Sábado Santo, tiene su centro en la Vigilia Pascual y acaba con las Vísperas del domingo de Resurrección.

El Triduo Pascual es la etapa más solemne de la Semana Mayor de los cristianos y en él se recuerda la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.
 
El Jueves Santo se celebra la misa de la Cena del Señor, con el recuerdo de la institución de la Eucaristía y del sacerdocio, y se realiza el gesto del lavatorio de los pies. Ese día por la mañana se celebra también la Misa Crismal en la catedral, en la que el obispo del lugar bendice los Santos Óleos y los sacerdotes renuevan sus promesas (en algunas diócesis, especialmente las de territorio más extendo, esta misa se celebra con anticipación para que los sacerdotes puedan llegar a tiempo para presidir las celebraciones de sus comunidades).
 
El Viernes Santo la cristiandad revive la Pasión y Muerte de Jesús. Ese día no hay misa sino que se medita la Pasión del Señor, con celebración de la Palabra y Comunión y la adoración de la Santa Cruz. Es uno de los dos días del año en el que se debe observal el ayuno y la abstinencia (el otro es Miércoles de Ceniza).
 
El Sábado Santo no hay ningún oficio ni culto público. La celebración se realiza por la noche por lo que se la llama “Vigilia Pascual. A partir de ese momento, los cristianos vivirán la alegría de la Resurrección de Cristo, que se prolongará a lo largo de cincuenta días.
 
La Semana Santa y el Triduo Pascual culminan el domingo de Pascua y ese día se celebraran las misas de Pascua de Resurrección. La Resurrección de Jesús constituye el fundamento sobre el cual se asienta y gira toda la vida del cristianismo, por eso es la fiesta máxima de la cristiandad. (AICA)



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas