SEGUINOS

REGIONALES

Ya son 15 las muertes por fiebre amarilla en Minas Gerais, el estado brasileño más afectado por la enfermedad

Los fallecimientos se dan sobre un total de 22 casos en ese Estado, aunque el Ministerio de Salud no quiere hablar aún de un “brote”.

El número de muertes confirmadas por fiebre amarilla en el estado brasileño de Minas Gerais, el segundo más poblado del país y el más afectado por la enfermedad, subió a 15 sobre 22 casos confirmados, según un informe epidemiológico divulgado por la secretaría regional de Salud.

El número de muertes por el virus contabilizadas en Minas Gerais prácticamente dobla las 7 registradas en ese estado en el boletín divulgado por el Ministerio de Salud, en el que se reconocen 20 óbitos de entre 35 casos confirmados en todo Brasil desde julio de 2017 hasta el 14 de enero de 2018 (con otras 11 muertes en San Pablo, una en Río de Janeiro y otra en Brasilia).

Minas Gerais fue igualmente el estado más afectado por el brote de fiebre amarilla registrado en la región sureste de Brasil a finales de 2016 y comienzos de 2017 y que dejó 262 muertes y 779 casos comprobados de contagio.

Según la secretaría de Salud de Minas Gerais, entre julio de 2016 y junio de 2017 fueron registrados 475 casos confirmados de fiebre amarilla en ese estado, con 162 muertes, aunque el último caso fue contabilizado el 9 de junio de 2017.

Pero la enfermedad volvió a aparecer a finales de 2017 y en las últimas semanas han sido registrados 22 casos confirmados con 15 muertes y 46 sospechas aún bajo investigación.

La Secretaría aclaró que ninguna de las víctimas estaba vacunada y agregó que el 82% de la población de Minas Gerais ya fue vacunada contra la fiebre amarilla, por lo que unas 3,5 millones de personas aún no están inmunizadas.

De acuerdo con el boletín epidemiológico, de las 15 muertes confirmadas hasta ahora, 11 se registraron en municipios del área metropolitana de Belo Horizonte, la capital regional, de los cuales 5 en Nova Lima, el municipio más castigado por la enfermedad en todo Brasil.

La confirmación se produce en momentos en que miles de brasileños forman largas filas en los puestos de vacunación de San Pablo y Río de Janeiro para buscar una inmunización contra la fiebre amarilla y ante el temor del surgimiento de un nuevo brote de la enfermedad.

El Ministerio de Salud, sin embargo, se niega a hablar de un nuevo brote en el país y asegura que tiene vacunas para inmunizar a toda la población.

"En este momento no estamos hablando de un brote, estamos hablando de un aumento de incidencia contenido en esos estados", dijo el martes en una rueda de prensa el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Antônio Nardi.

El funcionario recordó que los nuevos casos de fiebre amarilla registrados desde julio se tratan del tipo silvestre, transmitida por las especies de mosquito Haemagogus y Sabethes, presentes en zonas boscosas.

En cuanto a la del tipo urbano, transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el vector del dengue, el zika y el chikunguña, no se tienen casos en Brasil desde 1942.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas