SEGUINOS

POSADAS

Yacyretá alcanzará definitivametne su nivel máximo a cota 83 metros snm en febrero

La represa de la Central Hidroeléctrica de Yacyretá alcanzó en los últimos días de diciembre de 2010 el nivel de 82,15 metros de cota sobre el nivel del mar medido en el eje Encarnación-Posadas, de modo que “en febrero del 2011 se completará la cota máxima” de 83 msnm, informó el Ministro de Planificación Federal, arquitecto Julio de Vido. Luego de cumplido el objetivo máximo del Plan de Terminación de Yacyretá, tendrá una ampliación de 10% en su capacidad de generación con el proyecto Aña Cuá.

“El 2011 será un año trascendente para la energía argentina porque habrá madurado y fortalecido el Plan Energético Nacional lanzado en el 2004 por el ex presidente Néstor Kirchner y que hoy es continuado por la presidenta Cristina Fernández. Entrará en servicio Atucha II y la Central Hidroeléctrica de Yacyretá alcanzará su nivel pleno de producción. Han fructificado todos los trabajos que se vienen realizando. En Yacyretá, se desempeñan unas 3.000 personas en la finalización de la obra. En siete años hemos construido la misma cantidad de energía que en los últimos 30 años. Esto es posible porque Argentina tiene una vocación estratégica de desarrollo de energía y se realiza en función de un objetivo nacional”, sostuvo el Ministro.



La capacidad de generación de la central hidroeléctrica administrada por la Entidad Binacional Yacyretá ya alcanzó los “22.000 MW, cuando en el 2003 era de 14.000 MW”, sostuvo el titular del área.



“Este escenario muestra que en el primer trimestre del 2011 se habrá alcanzado plenamente el objetivo del Plan de Terminación de Yacyretá de llegar a cota 83, el nivel máximo de diseño, cerrando un capítulo de 37 años de historia energética argentina, durante los cuales Yacyretá era una asignatura pendiente”, sostuvo Oscar Thomas, director ejecutivo de la Entidad Binacional Yacyretá.



“Aún alcanzado el objetivo, Yacyretá seguirá creciendo para aportar mayor energía a la economía nacional con el Proyecto Aña Cuá. El nuevo proyecto prevé la ampliación de la potencia instalada de Yacyretá en 270 MW, que generarán 1.600 GW/h adicionales de energía por año ampliando la capacidad de generación de la Central Yacyretá en un 8%, a cota 83 del embalse. La nueva Central Hidroeléctrica será instalada en el Vertedero existente en el Brazo Aña Cuá, ocupando 5 de los 16 vanos del mismo”, explicó Thomas-



A 90 km aguas abajo de las ciudades de Posadas (Argentina) y Encarnación (Paraguay), donde está emplazada la Central Hidroeléctrica Yacyretá, las aguas del río Paraná se dividen en dos vertientes: el Brazo Principal y el Brazo Aña Cuá. El 70% de caudal pasa por el Brazo Principal y el 30 % por el Brazo Aña Cuá.



Desde hace más de 15 años este vertedero descarga en forma permanente, por razones ambientales, un caudal de agua superior a los 1000 m3/seg. Con la nueva Central, este caudal será aprovechado para la generación de energía limpia, utilizando un recurso renovable. Además, la nueva Central no requerirá la ampliación del Embalse existente ni la inundación de ningún territorio adicional. Tampoco será necesaria la construcción de nuevas presas, vertederos o esclusas, ya que el Proyecto Yacyretá ya dispone de esas estructuras.
Aña Cuá estará equipada con cinco turbinas Bulbo, de 54 MW cada una. Este tipo de turbinas, similares a las turbinas Kaplan, pero de eje horizontal serán instaladas por primera vez en los países de Argentina y Paraguay. Las ventajas de las mismas son su mayor rendimiento para centrales de bajo salto y las mismas significan un avance tecnológico aplicable a otras centrales en proyecto para los dos países. Las turbinas tendrán un diámetro del rotor de aproximadamente 6.4 m y una velocidad sincrónica de 107.1 rpm que permite turbinar aproximadamente 370 m3/seg con saltos netos de 16.5 m.



La obra a ejecutar prevé también la incorporación de nuevas instalaciones para Transferencia de Peces al Embalse, las cuales actualmente no existen en el Brazo Aña Cuá. Con ello se beneficiará el medio ambiente al favorecerse la migración de la fauna íctica.
Para esta obra se tiene previsto realizar el proceso licitatorio en dos etapas, una de preselección de oferentes para la cual se cuenta con el pliego concluido para el pronto llamado a licitación pública binacional; y una segunda etapa de selección de la oferta técnica y económica que definirá el Consorcio de Empresas que ejecutará la obra.
 
Historia del Tratado de Yacyretá



El Tratado fue firmado el 3 de septiembre de 1973 y concebido como una obra de valor geopolítico que no sólo suministraría energía a la Argentina sino también a las provincias de Misiones y Corrientes, dice expresamente el ex Presidente argentino en la presentación de la iniciativa que fundamenta al Congreso de la Nación. Pero además Perón era el Presidente que había pedido estudios sobre grandes represas cuando, ya con visión estratégica, analizaba la dependencia planteada por los combustibles fósiles como el petróleo, a países, tal el caso de la Argentina, que no podían lograr el autoabastecimiento.
La no contaminación fue entonces otra de las variables consideradas para la preservación del medio ambiente, al momento de decidirse por la hidroenergía. Pero de aquel comienzo a este presente de finalización de la gigantesca represa sobre el río Paraná, corrió mucha agua bajo los puentes.



Una historia que no quiere volver a repetirse “nunca más” según insiste en señalar el director por la Argentina de la Entidad Binacional Yacyretá, el misionero Oscar Thomas. Porque a las marchas y contramarchas de Argentina y Paraguay, se sumaron en los ’90 los intentos por privatizar la hidroeléctrica. Intenciones que trataron de disimularse con una calificación de indudable resonancia mediática: monumento a la corrupción. Así la calificó el ex presidente Carlos Menem, aunque él nada haría sin embargo para corregir los desvíos, sino que los usó en un intento por justificar la entrega a manos privadas.



Pero el proceso privatizador no se llevó a cabo. Así en el 2003 el presidente Néstor Kirchner, en acuerdo con Paraguay, decide darle el impulso final para la terminación de las obras que, en concreto recién habían comenzado con el regreso de la democracia en el 1983.
Kirchner impulsó, además, que la represa sirviera al desarrollo de los pueblos de la región. Allí empieza una historia decisiva. Es cuando el entonces gobernador Carlos Rovira plantea al fallecido ex presidente las demandas de Misiones. Allí se designa como director ejecutivo por la Argentina al arquitecto Oscar Alfredo Thomas, en cuya gestión se ha permitido la reparación de las deudas contraídas con Misiones por una hidroeléctrica que, hasta ese entonces, había ignorado a los pueblos ubicados en su zona de emplazamiento.



La línea de compromiso abierta por Kirchner fue continuada por la presidenta Cristina Fernández, haciendo posible que la central hidroeléctrica esté a pleno funcionamiento a comienzos del 2011, exactamente a 37 años de la decisión de hacer Yacyretá.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas