SEGUINOS

POSADAS

Yerba: cuatro secaderos ya reemplazan la leña por el chip

Cuatro secaderos de la zona productora ya trabajan con equipamiento de combustión de chip de madera. El sistema reemplaza el uso de la leña, resolviendo así el problema de la falta del recurso, y es más amigable y eficiente en términos sociales y económicos. Los secaderos que utilizan este sistema están ubicados en Dos de Mayo, Oberá, Gobernador Roca y Jardín América. Son los primeros establecimientos que el Instituto Nacional de la Yerba Mate respalda a través del Plan de Tecnificación del Proceso de Secado y que consiste en el financiamiento de los implementos que necesitan las plantas de secado para utilizar el chip como fuente de calor.

El establecimiento de yerba mate ubicado en Dos de Mayo, cuyo propietario es José Lorenzo, ilustra las ventajas del cambio de fuente de energía. “Podemos decir con certeza que los resultados son excelentes. Con este sistema estamos procesando un promedio de seis mil kilos de hoja verde por hora consumiendo 1500 kilos de chip.



Todo, con costos mucho menores. Antes, había que pensar en hacer un stock de leña, lo cual demanda tener mucho capital de dinero anticipado, además de temas legales como la  guía de transporte, y además escasea la leña. Ahora con el chip estamos usando un recurso renovable, el foguista tiene mejores condiciones laborales y tenemos mayor seguridad en cuanto a la calidad porque está estandarizada la temperatura y eso nos garantiza un producto final mucho más elaborado, exquisito, buscado por el mercado..”, explicó Lorenzo.




Específicamente sobre los costos, Lorenzo comparó el uso de la leña y el uso del chip como fuente de calor: “Si ante usaba diez mil kilos de leña, hoy uso siete mil kilos de chip, o sea un 30 por ciento menos. Hoy se paga 120 pesos la tonelada de leña, y 75 pesos la tonelada de chip puesto en secadero”.



Detalles
El Plan de Tecnificación del Proceso de Secado está destinado a titulares de plantas de secados debidamente inscriptos en el Registro de Plantas y Depósitos que posee el Instituto Nacional de la Yerba Mate.




El monto máximo a financiar por cada titular de planta que solicite el apoyo y esté inscripto en el INYM, es de 25 mil pesos y los elementos comprendidos son, por cada establecimiento, 1 caracol; 1 Reductor, 1 Motor, correa, cadena, tolva de entrada, rulemanes, etc.; 1 turbina; 1 tablero eléctrico con variador de velocidad, contactores, descargadores atmosféricos, gabinete, etc.; 1 portagrilla; 8 grillas de cromo fundido y 1 reloj de temperatura




La etapa del proceso de secanza previsto en el Programa es la de pre-secado, de la cual se obtiene la descripción de los implementos y accesorios comprendidos en el presupuesto de la ayuda estimada.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas