SEGUINOS

POLICIALES

Zafó de una causa pero terminó condenado en otra

Un hombre apodado “Cununú” terminó sobreseído en una causa por lesiones graves porque la causa prescribió pese a tener un procesamiento firme; sin embargo, no tuvo mejor suerte en otro expediente ya que aceptó su responsabilidad en un hecho de robo, tenencia ilegal de arma de fuego y resistencia a la autoridad y terminó condenado.

El 1° de mayo de 1996, en el barrio Irigoyen de Apóstoles, Alberto Cardozo, alias “Cununú”, de 42 años, hirió de un puntazo en el pecho a Omar Maidana, quien milagrosamente salvó su vida. El imputado había cometido el ataque desde un caballo, con lo cual demostró una gran habilidad en el manejo del cuchillo. Dos años después, la Justicia procesó a Cardozo y el 3 de abril de 1998 se realizó la citación a juicio, el cual nunca se concretó. En esa causa, “Cununú” podría haber recibido una pena de hasta seis años de prisión, pero terminó sobreseído por la prescripción de la causa.



Tiempo después, el irascible individuo, volvió a cometer un delito, pero esta vez el expediente llegó a debate en el Tribunal Penal 1 y esta vez no tuvo más alternativa que firmar un juicio abreviado, que implica su primer condena.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas