Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle Jorge Kurrle

A un año de la muerte de Luana realizarán una marcha para reclamar la agilización del caso

Posadas

El domingo se cumple un año de la partida de la pequeña y la familia convoca al público a la marcha que se llevará a cabo este próximo lunes 8 de septiembre a partir de las 10 de la mañana desde el Sanatorio Caminos hasta el Juzgado de Instrucción Uno.

“Ya pasó un año y todavía no hemos tenido ningún tipo de solución. Ni siquiera ha avanzado el caso. Nuevamente han solicitado otra junta médica, y sabemos que no es necesario porque desde un principio se supo cuál fue el motivo del fallecimiento que desecandenó en todo esto y fue la bacteria  Streptococcus pyogenes”, expresó el padre de la niña, Martín Kruka.

Y agregó que “Luana no tuvo la atención que debería haber tenido, nosotros la llevamos con mucho tiempo de anticipación. Estuvo 2 días internada en observación y nunca fue medicada como correspondía”.

“La responsabilidad es de todo el cuerpo médico del Sanatorio, hubieron muchos procedimientos que no se le realizaron a mi hija. Queremos que se reconozca como mala praxis y el caso está encajonado”, aseguró.

Caso Luana

La pequeña había ingresado al Sanatorio Caminos  donde quedó hospitalizada tras ser diagnosticada con neumonía. El fallecimiento se habría producido como consecuencia de una complicación producida por una bacteria.

Según comentaron sus padres, la niña presentó un cuadro de gripe con fiebre elevada, vómitos, tos y dolores en distintas partes del cuerpo, por lo que decidieron llevarla al sanatorio Caminos.

Allí la mantuvieron internada durante algunas horas y, tras hidratarla y bajarle la fiebre, le dieron el alta. Sin embargo, los síntomas se agudizaron con el paso de los días. Sus familiares aseguran que la atención médica fue deficiente. A pesar de la gravedad del cuadro, los análisis clínicos descartaron que se tratara de Gripe A, por lo que la pequeña no fue medicada.

Finalmente, la nena quedó internada y derivada a terapia. Al día siguiente amaneció con pies y manos de color negro, y manchas rojas subcutáneas en la piel. A pesar de los intentos por salvarle la vida -transfusión de sangre y asistencia respiratoria mediante-, su corazón no resistió y entró en paro, provocándole la muerte.