SEGUINOS

POSADAS

Acampantes desalojaron la Plaza 9 de Julio

Los grupos de familias que ocupaban con carpas varios espacios del principal paseo céntrico posadeño serán llevados a otros lugares de la ciudad mientras se realizan las gestiones para ubicarlos en un sitio determinado. “Donde vamos es provisorio hasta que nos den una vivienda. Yo alquilaba, tengo tres hijos y mi marido está desocupado. Nos piden como 15 mil pesos para alquilar y no nos alcanza”, comentó Lidia Platon.

“Necesitamos un lugar, no podemos estar así. Somos más de 30 familias. Vamos a confiar en la palabra de las autoridades”, agregó la mujer antes de iniciar el desalojo de la Plaza.

En el relevamiento que se realizaron en ese espacio público se solicitaron 50 viviendas para las familias que acampaban.

El viernes 7, representantes de las familias que acampaban en la Plaza 9 de Julio junto a Gloria Delgado, de Iprodha, solicitaron al Defensor del Pueblo, Alberto Penayo, su intervención ante la situación que padecía .

En la oportunidad se determinó la realización de un censo, que arrojase datos concretos y fidedignos de la situación socio-ambiental de cada familia; con el propósito de buscar luego soluciones habitacionales. Según trascendió, serían 49 las familias, de las cuales 9 se encuentran sin hogar. En palabras de los vecinos “antes alquilaban, pero todo aumentó y no pudimos pagar más. Estamos en la calle”.

El lunes de esta semana agentes defensores realizaron el relevamiento acompañados por los mismos ciudadanos y este miércoles 12 levantaron el campamento; la mayoría volvió a la casa de algún familiar, amigo, etc.

 

Punto inicial

Este grupo se trata de un remanente, de aquel que se había asentado en la zona del acceso Oeste durante los meses de marzo y abril (2019) sobre terrenos de la EBY y la Municipalidad.

En su momento habían requerido la presencia del Defensor Penayo y el Subsecretario de Tierras y Agua Municipal, Jorge Atencio, quienes se acercaron al lugar y los escucharon.

Luego de mesas de diálogo con los referentes, y los organismos involucrados (EBY y Municipalidad), se llevó a cabo un relevamiento, que en el cruce de información arrojó datos llamativos: aquellos que solicitaban casas, de 100, 40 ya eran titulares de una. Por lo que se llevó adelante la orden de desalojo y muchos volvieron a su lugar de origen.

Un grupo reducido de esas aproximadamente 150 familias desalojadas, se instaló en la Plaza 9 de Julio, durante tres meses, hasta solicitar una vez más, la intervención institucional del Defensor. De allí, el relevamiento y la desocupación actual de la Plaza.

Además, se asesoró a las familias para que conformen una Cooperativa de Trabajo, a fin de ayudarlos a paliar su situación económica desesperante. En estos días estarían eligiendo los miembros y presentando documentación correspondiente.

“Nosotros no nos manejamos con promesas, sino con datos concretos de la realidad. Estos datos serán presentados a Iprodha, donde se evaluará posibles soluciones a cada familia en particular. Desde la Defensoría seguiremos acompañándolos”, concluyó Penayo.

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-