SEGUINOS

Salud

Advierten que apostar por la “inmunidad de rebaño” sólo aumentaría la cantidad de casos y de muertos

En diálogo con C6Digital, la infectóloga Liliana Arce, destacó la decisión del Gobierno nacional de continuar con la cuarentena y no aplicar la “inmunidad de rebaño” como han hechos otros países. “Es peligroso buscar que todos se contagien, porque luego muchos fallecen y estos son los integrantes de los grupos de riesgo”, acentuó.

Posted by Canal Seis Posadas on Thursday, May 7, 2020

A su vez, indicó que “sabemos que el Presidente está asesorado por un comité de expertos en epidemiología e infectología, pero siempre se habla de salud y economía. Mucha gente no trabaja, no cobra su sueldo y la pasa mal”.

Añadió que “con esta enfermedad, no hay vacunas, los tratamientos son experimentales, algunos son efectivos, pero no hay nada seguro. Lo único que sirve es el aislamiento, el cual debe seguir, aunque puede haber flexibilidad en aspectos económicos”.

Arce remarcó que “si todos salen a trabajar al mismo tiempo, el problema es el transporte público. En países como Alemania y Gran Bretaña el conflicto se dio con los subtes; cuando se los liberó fue terrible el número de casos y de muertos”.

Después, enfatizó que “cuando se habla de flexibilizar la cuarentena,  hay que ver según las zonas, no todos los lugares son iguales, hay que hacer un estudios exhaustivo para ver dónde hubo más casos o no, es un trabajo matemático. Si me permiten trabajar y debo usar el transporte, tengo que utilizar el barbijo, seguir lavándome las manos, manteniendo el distanciamiento e higienizando mi casa”.

A su vez, la infectóloga recordó que las pandemias empiezan con pocos casos, luego aumenta el número de infectados y después  desaparecen. “La inmunidad de rebaños hace que aumente el número de infectados y de muertos. Mueren los grupos de riesgo. No tienen que salir a trabajar quienes formar parte de este grupo ni quien  convive con una persona que forma parte de él”, insistió.

También recalcó la preocupación por los conglomerados, los geriátricos y los trabajadores de salud pública, quienes “son los que que más riesgos tienen de infectarse”.

Por su parte, señaló que “hay que ver la parte social y psicológica por lo que provoca el aislamiento. Esto es un trabajo de solidaridad de toda la sociedad. Cuando la gente salga, que se acuerde que las camas de los hospitales no van a dar a basto”.

La profesional afirmó que “ojalá la curva se mantenga así para preparar a todo el sistema de salud. Este tiempo sirvió para capacitarnos. Las escuelas y los espectáculos serán los últimos en volver”.

Sobre la gravedad de los casos de Covid-19, dijo que solo el 5% de los casos es grave, el 85% es leve y el restante 10% es moderado. “Los países ordenados tienen las cosas más fáciles. No tienen villas ni conglomerados y la gente tiene agua. Además son obedientes, cosa que acá no pasa. Nuestra parte sociocultural es distinta y por eso no nos podemos comparar con algunos países de Europa”, concluyó.

 

Descargar Semanario Seis PáginasDescargar Semanario Seis Páginas


-