SEGUINOS

Salud

Afirman que hay menos fallecidos por enfermedades respiratorias que en 2019

“Este año hubo menos muertes por enfermedades respiratorias que durante el 2019”. Así lo afirmó, Susana Luhning, médica cordobesa y presidente de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR). Y es que este invierno disminuyó notablemente la circulación de virus. Las principales causas de debieron a los cuidados que la población incorporó a raíz de la pandemia.

“El uso de barbijo, el lavado constan te de manos y la falta de escuelas generó una baja notable en la circulación de los típicos virus de los meses de frío”, explicó la especialista.

Luhning explicó que poco se conoce del virus del Covid-19, pero aseguró que está comprobado que la “estacionalidad no tiene nada que ver para su evolución”. La especialista en vías respiratorias aseguró que “en el invierno, no hubo de forma significativa circulación de otros virus. Eso pasa en las épocas de pandemia. Sucedió durante la gripe de la H1N1 y ahora se vuelve a evidenciar”. Y es que “cuando un virus toma característica de pandemia se hace el protagonista”, concluyó.

Luhning atribuyó la baja circulación de otros virus al “uso de tapaboca, alcohol en gel, la falta de clases, eso hizo que no circule otro virus”. Pero lo cierto es que si bien en “la zona Amba se comienza a evidencia un amecetamiento, en el resto del país todavía hay provincias donde el virus está en ascenso”. Y es que en Córdoba por ejemplo hoy “estamos en fase ascendente. La ocupación de los servicios de terapia intensiva son altos. La circulación es alta”, reconoció.

La evolución del virus para los próximos meses es difícil de predecir. Y en ese sentido la médica no se atrevió a estimar qué pasará con el coronavirus en el verano. “Todo lo que decimos son estimaciones, con posibilidad de error. Lo importante es el cuidado individual. Lo que está absolutamente comprobado son las medidas de higiene. El comportamiento de la sociedad, va a determinar el curso de la pandemia. Todo empieza a ser más difícil porque juegan las emociones y ya la gente no quiere estar más encerrada, empieza a ver a sus familiares y a salir a bares y restaurantes”, agregó.

Para la especialista la vacuna traerá alivio, pero los cuidados deberán persistir. “Una vez que estén las dosis en el país, hay que seguir extendiendo los cuidados. En principio la vacuna tiene que llegar. Hoy hay 11 vacunas en desarrollo en etapa avanzada, que estaban en fase 3, algunas tuvieron reacciones colaterales, por lo que primero hay contar con una vacuna segura y eficiente. Después hay que definir el acceso y una vez que tenemos el acceso hay que ver la distribución”, describió. “Lo fundamental es generar un cronograma primero en personas de riesgo”, indicó como los médicos y personal de la salud, adultos mayores y personas con enfermedad persistentes.

Hoy la Argentina parece correr con ventaja. “Vamos a ir aprendiendo de otros países en donde llegó la pandemia antes de tiempo. El virus tiene alta contagiosidad. La mortalidad no es tan alta, pero se extiende con rapidez. Con la vacuna, que esperamos que sea lo más extensible posible como la de la gripe, hay que ver cómo se comporta el virus”, indicó Luhning.

Y si bien pocas cosas positivas pudo haber traído la pandemia, la médica aseguró que las muertes por enfermedades respiratorias, como Asma y Epoc, este año descendieron en comparación al 2019. “Hay un porcentaje de fallecidos que se asocia a las enfermedad pre-existentes pero como circuló otro virus, la gente extremó sus cuidados. Disminuyeron las complicaciones invernales de enfermedades crónicas”, indicó.

Por último desde la Asocicación advierten falta de controles y suspensión en los tratamiento de personas con Asma y Epoc. “Es importante dejar en claro que aún en este contexto deben mantener sus tratamientos. Ahora están funcionando los corredores seguros para volver a las consultas en todos los centros de salud”. Con respecto al miedo que suelen tener estos pacientes de contagiarse la especialista aseguró que “el consejo es que tengan la confianza de volver a hacer la consulta, las instituciones tienen sistemas seguros. Tienen que tener una comunicación con sus pacientes. Ahora pasaron muchos meses, hay pacientes que requieren volver a su atención”.

Fuente: Ámbito.

Descargar Semanario Seis Páginas
-