Noticiasdel6.com Todas las noticias Shopping del 6 Seis Páginas Deportes en el 6 Radio Misiones Jorge Kurrle

Alberto Fernández promulgó el Alivio Fiscal junto a Sergio Massa

Economía Nacionales

Luego de un fin de semana agitado por la salida de Martín Guzmán del Gabinete, el Presidente retomó en la tarde de este lunes, su agenda pública y volvió a mostrarse públicamente con Massa, uno de los impulsores del alivio fiscal.

El presidente Alberto Fernández promulgó este lunes en Casa Rosada, junto al titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, la Ley Alivio Fiscal para Pequeños Contribuyentes y Autónomos.

Si bien se había planificado un acto en el Museo del Bicentenario, finalmente la promulgación solo fue una foto en el despacho presidencial junto a Massa y diputados oficialistas como el titular del bloque del Frente de Todos Germán Martínez, Cecilia Moreau, Leandro Santoro, Paula Penacca y Eduardo Valdés.

El jefe de Estado ingresó a Casa de Gobierno pasadas las 15.15, proveniente de la residencia presidencial donde esta mañana recibió a la flamante ministra de Economía Silvina Batakis, quien esta tarde le tomará juramento en el Salón Blanco.

La iniciativa de Massa fue aprobada en el Congreso la semana pasada al filo de la fecha en la que la AFIP realiza la recategorización de las escalas del régimen simplificado.

La ley consiste, por una parte, en ampliar los topes de facturación para cada una de las categorías del monotributo (para que los contribuyentes del régimen simplificado no tengan que pagar una alícuota más alta debido a la inflación) y, por otra parte, en modificar las deducciones especiales al impuesto a las Ganancias de autónomos para elevar el mínimo no imponible de ese tributo.

En cuanto a los cambios al régimen simplificado, el dictamen propone adelantar al 1º de julio los aumentos (que debían hacerse en enero del 2023) en los topes de facturación de cada una de las categorías del monotributo.

El proyecto se votó pasadas las 23:00, apenas una hora antes del inicio del 1 de julio, fecha en la que la AFIP realiza la recategorización, calculando el nivel de facturación de cada uno de los contribuyentes durante el último año. Para poder llegar con los tiempos, se debió acortar al mínimo la lista de oradores.